sábado, mayo 23, 2015

NOTICIA 1486ª DESDE EL BAR: TÚ, ANTOLOGÍA POÉTICA 2

Tengo el placer de poder anunciar ya de un modo más oficial en esta bitácora algo que ya estaba ocurriendo desde el comienzo de este mes de mayo. Cuatro poemas míos han sido incluidos en un libro de poesía que es una antología Hispano-americana. Lo escribo así, con guión en medio, pues hay aquí autores tanto propiamente hispanos (de España o a mejor decir que escriben en habla castellana), como propiamente hispanoamericanos (también en lengua castellana). Se trata del segundo volumen de una antología de poemas intercontinental, dado que recoge escritores de uno y otro lado del océano, llamado Tú. Antología Poética 2. Lo publica la editorial Talento Comunicación, y ellos mismos lo venden en papel a través de su propia tienda en su propia página por 13'80 euros. Yo tengo mi ejemplar y una amiga mía sé que tiene ya el suyo también. Yo ya lo había anunciado en la entrevista que me hicieron algunos lectores de esta bitácora el pasado 21 de abril. No me han dado copias, yo mismo me he pagado mi propio ejemplar. En todo caso, la página de compra, si a alguien le interesa es accesible por aquí, y por lo que dice la editorial se está agotando la primera edición. Los publicados no recibimos dinero de las ventas, eso es algo que los publicados aceptamos voluntariamente en esta edición, pues es una antología que parte de un concurso, como explicaré ahora.

La cuestión es que esta antología responde a un concurso de poesía breve que celebró la editorial Talento Comunicación. No se debía superar los seis versos máximo. La poetisa ganadora fue Alma Garrido, los finalistas: Lupita Dorantes, Luis Rogelio Guzmán, Juan Pérez Cantón, Rosa López Andrade y Alberto García. O en otras palabras, pareciera que fueran ganadores con paridad de sexo impuesta por encima de valores literarios, o eso o la coincidencia numérica es total, cosa que pudiera ser. Como sea, hubo una gran cantidad de participantes, como es imaginable en un concurso que abarca dos continentes, y a algunos de los participantes nos seleccionaron, según dice la editorial, para ser incluidos en esta antología que han creado. Es un segundo volumen porque ya el año pasado, 2014, hicieron otro concurso idéntico y publicaron con los participantes de entonces un primer volumen. La cuestión es que aquí estoy yo en esta entrega de 2015, entre las páginas octava y novena contando desde el final del libro, puesto que no ha sido maquetado incluyendo la paginación, lo que hace difícil encontrarse uno mismo. Yo lo tengo fácil por estar cerca de uno de los extremos del libro, pero otros autores lo tienen más complejo. También hecho de menos una relación de los autores, de los poemas, un índice... Hubiera sido muy útil. Es una edición un tanto minimalista o ausentista en cuanto a los detalles que nos pudieran ayudar a encontrar la lectura que deseamos, en el caso de que alguien quiera releer o citar alguna parte. Imagino que pudiera responder a la idea de que el lector pueda perderse dentro del libro y encontrar continuamente poemas al azar, siendo así una especie de bosque o laberinto de poesías. Se podría tratar de un concepto no clasificador de los poemas y los poetas, ¿qué mejor para hacer una no clasificación total que prescindir incluso de paginación e índices? Los únicos poemas y poetas fácilmente localizables son los ganadores, que son los que primero aparecen y demarcados por un apartado donde se les señala como ganadores. 

Los poemas que yo envié son Titanic, El siglo XX, Al obrero (de mi libro Toda oportunidad es perdida, de 2006) y Poema del último minuto (de mi libro El sueño de la vida produce poemas, de 2010). Esos cuatro poemas están registrados por mí en el Registro de la Propiedad Intelectual del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte desde el mismo momento que los compuse, como suelo hacer siempre, y se da la particularidad de que los anticipé publicándolos en esta misma bitácora de Noticias de un Espía en el Bar en entradas anteriores de otros años. Las tres circunstancias se las comuniqué a Talento Comunicaciones cuando presenté mis poemas a concurso, la de que son de libros propios, la de que están registrados y la de que ya están publicados. Sus normas de participación no impedían ninguna de las tres circunstancias, lo que me pareció curioso, porque es una rareza, pero quise asegurarme y por eso al participar lo comuniqué. Me aceptaron los poemas y el resultado es que aquí están, publicados en la antología. Así que estoy muy contento, feliz y satisfecho. Es un honor estar en una antología de poetas tan variados y, por lo que leo, de estilos tan diferentes en algunos casos. Comparto páginas con Miguel A. Costa Tovar y María López Herráiz, con sus poemas La ventana y II, que me parecen buenos poemas y además ideales para que estemos los tres poetas juntos en esas páginas. En el caso de mis poemas se da otra circunstancia de publicación previa, y es que es este año por iniciativa propia y con mis medios da la coincidencia de que los edité en una edición limitada de calendarios de bolsillo para mis amigos más antiguos y algunos más recientes este Año Nuevo. A mí me parecían ideales para tener un detalle con ellos esas fechas, en las que nadie o casi nadie estaba dando calendarios de bolsillo. 

Estoy en esta antología de Tú. Antología Poética 2, pero también es cierto que aún no he encontrado editor para mis propios libros, tanto estos donde figuran estos poemas, como otros de poesía o de narrativa, e incluso de Historia. Sí, he colaborado en la creación de otros libros, he publicado algunas de mis conferencias en libros, el más reciente el que se editó en noviembre de 2014 por parte del Foro de Historiadores del Valle del Henares, han incluído algunas cosas de mis escritos en libros, citándome, otras veces sin citarme, la revista Rolling Stone llegó a publicar uno de mis poemas en 2011, yo he codirigido revistas literarias en el pasado a modo de fanzines locales, en fin, eso es algo que en parte se puede seguir a través de la etiqueta Libros donde se me cita, pero no he encontrado editor alguno que quiera invertir en publicar un libro íntegro mío, de momento. Sí, mis recitales de poesía se llenan, esta bitácora tiene un promedio de cinco mil lectores al mes, mi prosa es preferida por mis lectores más que mis poemas cuando escribo relato o novela, ahora estoy en una antología Hispanoamericana, pero, a la hora de la verdad, no tengo editor. He visto editarse a mucha gente, unos mejores, otros peores, pero yo no tengo editor. Tengo muchos lectores y muchos seguidores, pero no tengo editor. Incluso tengo editores amigos con editorial propia que dicen admirar lo que escribo, pero no me editan. Bueno, no me parece mal, ni mal ni bien. Yo quisiera ser publicado, claro, pero no quiero que si alguien tiene dudas arriesgue su dinero conmigo, porque no me puedo hacer responsable de lo que ocurra con su inversión si tiene dudas conmigo y su apuesta no es una apuesta firme.

Participé este año también en el XXIV Certamen de Poesía José Chacón, 2015. Cuando yo era adolescente participé varias veces, de hecho la prueba está en uno de esos años cuando publicaron un librito en el año 2000 donde aparecía una referencia a mí en él, como conté en la Noticia 1254ª. Normalmente ganaban obras más bien de corte temático conservador, por lo que al final desistí de seguir participando durante muchos años, aunque seguía los resultados. Lo curioso es que algunas de las obras que me dieron por no premiadas luego me las dieron por premiadas en otros concursos literarios, como el Concurso de Literatura San Isidoro de Sevilla de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alcalá de Henares. Este año me dio por participar en ese Certamen en honor al poeta alcalaíno José Chacón (1910-1988) otra vez. Este poeta alcalaíno de adopción escribió libros como Por los caminos (1974) o Antología homenaje (1985), así como la revista Llanura, como cita esta semana el semanario Puerta de Madrid. Fui al acto de entrega de premios la semana pasada, el 15 de mayo, antes de ir al estreno del documental de Reencuentros que se estrenó en el teatro Margarita Xirgú, de Comisiones Obreras, repasando los movimientos sociales de Alcalá de Henares nacidos desde el 15 de mayo de 2011. El Premio José Chacón se entregó en el salón de actos de la Biblioteca Pública Cardenal Cisneros, estuvo llena, pero hubo abandonos de público, principalmente por parte de gente joven. Participaron ciento cincuentra y tres personas de toda España. El ganador fue José María Rodríguez González, de El Escorial, un hombre mayor, jubilado. La verdad es que ganador y jurado parecían de la misma edad. Para no perder la costumbre en un acto cultural de la ciudad de literatos, la concejala de Cultura, Dolores Cabañas, no vino. Tenía en esta ocasión otro compromiso, hizo saber a través del director de bibliotecas municipal. El poema ganador de José María Rodríguez se llama El pálpito sereno de la tierra. Se trata de un poema extenso y muy bellamente construido, perfectamente leído por el autor y su rotunda voz, que narra la persecución de un personaje-autor a un hombre que no logra alcanzar. A través de metáforas vegetales, vitales y paisajísticas, le da alcance habiendo repasado en realidad las tribulaciones del paso por la vida de toda persona de su juventud a su ancianidad, si acaso en algún momento no sé si con algún toque de duda o de sentir religioso no profundamente vivido pero sí deseoso de poder seguir el camino de la vida. Como sea, debería releerlo yo en persona para poder hablar mejor de él, yo también lo hubiera premiado... si hubiera estado en 1910. Esta malicia en realidad la escribo en forma de broma, el estilo era muy bueno, era muy impecable, el poema era bueno, aunque, quizá, algunos de sus componentes se quedan dentro de un estilo de otra época, y quizá dentro de unas preocupaciones que reafirman mi sensación con este certamen que ya tenía hace años, cuando participaba más. Tal vez lo intente en el futuro, lo mío con este certamen empieza a ser un objetivo de "venga, a ver si hay suerte". 

Como sea, cierro por hoy citando dos citas que tenía concertadas para recitar y que por circunstancias que ya contaré no se van a poder celebrar conmigo, pero he hablado con organizadores y otros poetas para que se puedan seguir sacando adelante. La primera será el 18 de junio a las 18:30 horas, en la Biblioteca Pública Cardenal Cisneros, detrás de la Facultad de Filología. Iba yo a recitar allí algunos de mis poemas nuevos, pero al final, gracias a Eugenio y su comprensión, que es el que organiza en las bibliotecas públicas estos eventos, se lo he pasado a Rosario Delgado, Sofia Winter y Antonio M. Moreno, que son tres poetas que merecen la pena de aquí de Alcalá, por cierto que Antonio M. Moreno vende uno de sus libros actualmente en la Librería Domiduca, se llama el libro El Café del Loco, igual que su bitácora. El segundo recital que he tenido que excusar mi ausencia, lo había previsto con el Deltoya Music Bar para las 21:00 horas del día 24 de junio, junto a mi siempre amigo y guitarrista Sergio Corbacho, junto a David, uno de los dueños del bar, otro músico, Antonio M. Moreno y una chica miembro del Círculo Bukowski de Madrid. A pesar de que la iniciativa partió de mí y la elaboramos juntos David y yo, al no poder asistir yo, la propuesta seguirá adelante con ellos y no sé si con alguien más. El motivo de mis ausencias ya los comentaré en su debido momento. Espero poder tener espacio para seguir recitando, aunque en los próximos meses tendrá que ser en fines de semana. Sé que los recitales tanto bibliotecas como bares los dejan para los días entresemana, pero si alguien quiere contar conmigo tendrá que ser en los fines de semana en los próximos tres o cuatro meses. Lamento mucho haber cancelado esos dos recitales que he citado, pero al menos creo que no dejo colgado a quienes los habían acogido, y creo que además los dejo en muy buenas manos en los poetas que se los dejo en las manos. Aprovechadlos y disfrutadlos, que merecen la pena. Por supuesto también os recomiendo asistir al recital de poemas clásicos que Enrique Sabaté va a organizar el 21 de junio, creo que esa es la fecha, en la Sala de Exposiciones del Antiguo Hospital de Santa María la Rica, en el cual yo deseaba participar leyendo La canción del pirata de José de Espronceda. Insisto en que la costumbre alcalaína de dejar la poesía para la entresemana, nos deja fuera a los que no vamos a poder asistir entresemana, hay que buscar soluciones de fin de semana.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

jueves, mayo 21, 2015

NOTICIA 1485ª DESDE EL BAR: LA INCÓGNITA MUNICIPAL

Estamos a tres días de las elecciones municipales y autonómicas. He seguido la campaña, como siempre, y, como siempre, la idea era escribir un análisis de cómo está el asunto en Alcalá de Henares, pero, sinceramente, hay algunas personas concretas que se ponen tan en guardia cuando en este año se dice algo que no les gusta, que no apetece comentar mucho más. No es un buen síntoma de democracia, sea dicho de paso. He visto mítines, asistido a la mesa redonda que organizó la cadena SER entre candidatos, incluso yo desde el programa de radio del que soy locutor, en Radio Arrebato, he participado de la entrevista de candidatos, análisis de propuestas y, para mañana, último día de campaña, estamos organizando un cara a cara entre candidatos en las listas de partidos de izquierdas o, para que nadie se irrite, que nos parecen de izquierdas a los locutores. Hay que andarse con tanto cuidado con las palabras este año, parece que se reinventa el idioma como en Nosotros, de Zamiatin, o en la neolengua del 1984 de George Orwell. Y en algunos de los casos... ¡ay, como te salgas de las nuevas palabras! No hace mucho le preguntaron a Pablo Iglesias si temía por el ascenso de Ciudadanos, él contestó que no, porque sus posibles votantes eran de otro caladero, y es ahí, en esas sutilezas, donde a pesar de negar lo evidente se reafirman en lo evidente. No pasa nada. No es bueno ni malo ser o no ser de lo que se quiera que se sea, pero al ciudadano se le debiera tratar como adulto, para que elija hablándole en, como diría Lope de Vega, en necio para que lo entienda. Todo lo demás o es táctica o es paternalismo... o es neolengua. En Alcalá de Henares ni siquiera se habla de partido nuevo de centro, es una candidatura ciudadana, a pesar de estar inscrita como coalición entre Equo y Podemos, se habla de partido transversal, y se diferencia mucho entre Somos y Podemos, pero luego se les va el argumento a los asuntos nacionales, como ocurrió en el encuentro organizado en la Sala Margarita Xirgú por Cadena SER, y claro, ese es el momento en el que el PSOE les tiró de las orejas y les contestó que tanto han insistido en que Somos y Podemos son dos cosas diferentes que no tiene sentido que mencionen lo nacional desde el ataque y las intenciones de cambio en noviembre, si ellos se dedican a lo municipal y su cambio principal debe ser el 24 de este mayo. 

No me convencen las propuestas del PP, quien por otra parte lleva gobernando muchos años, desde antes de la crisis, y lo único que ha logrado ha sido que la ciudad sea una de las más castigadas de Europa, donde la destrucción de empleo ha sido porcentualmente la más alta en toda la Unión Europea. Ciudadanos tampoco me convence, me parece más de lo mismo del PP, pero más allá. Y me he leído y reflexionado las propuestas de ambos. No me convencen. No creo tampoco que España 2000 lleve razón al pensar que el problema de Alcalá sean los extranjeros. UPyD hay que reconocerle algunas iniciativas en la ciudad, pero también algunos casos oscuros al margen de que ellos facilitaron el gobierno del PP en este mandato o que fueron responsables con sus propuestas del no apoyo de IU al intento de moción de censura del PSOE al PP. Del PSOE precisamente podríamos decir poco más o menos que no han tenido oportunidad de practicar el bipartidismo en la ciudad con la crisis en marcha, pues no han gobernado mas que como concejales de la oposición. Javier Rodríguez tenía ideas brillantes en 2007, pero perdió aquella oportunidad. En 2011 todo lo que pudiera haber aportado quedó sepultado por los errores del gobierno central del PSOE de Zapatero. Para 2015, las propuestas del PSOE en Alcalá, las analizo y me resultan ya de antemano sin frescura, sin potencia, gastadas, como viejas antes de nacer. No me apasionan y no me provocan confianza en su efectividad. IU tiene un buen mensaje para la Comunidad de Madrid, es probable que yo apoye al poeta García Montero para la Comunidad. De todos los que escuché como candidatos es el único que demostró tener clara la importancia de Alcalá de Henares en el Este de Madrid y en el Valle del Henares. Tiene clara la necesidad de su recuperación industrial y empresarial y el cómo la quiere hacer y eso sí me ha convencido, caso aparte de que a este poeta le conocí en persona en 2011, cuando sólo era poeta y no político, y fui a verle a dar su mitin a mi propio barrio en esta campaña electoral. Sin embargo, si García Montero personalmente me inspira confianza, no puedo decir lo mismo de la IU de Alcalá. O mejor dicho, IU de Alcalá de Henares me inspira confianza, porque tienen buenas ideas, además se presentan con uno de los dos partidos llamados Los Verdes de la ciudad, pero no me inspira confianza Pilar Fernández, que ha liderado estos años un partido que a menudo ha parecido la muletilla del PP para sacar adelante sus planes de gobierno. No me veo en confianza de apoyar una IU así en mi municipio. Pilar Fernández habló muy bien estos días, pero sus actos de cuatro años también han hablado previamente a estas dos semanas de campaña electoral. Por cierto, sus ataques a Podemos en el mitin de la Plaza del Barro hacían torcer el gesto a Montero por detrás de ella, lo que me hace suponer que quizá Montero no está tan convencido de que la estrategia de ella de atacarles sea la adecuada, pues Montero probablemente esté pensando en ellos como posibles aliados en la Comunidad de Madrid, cosa que estará por ver. El Partido Castellano me parece anclado en el siglo XVI, y otros partidos menores no me parecen solución. Somos Alcalá tienen el programa más ilusionante, pero le encuentro contradicciones en algunas partes, su programa para lo que es la recuperación del empleo me parece insuficiente, en algunas partes me parece más de lo que ya hubo y en otras copias del programa de IU. No voy a analizar su programa aquí cuando no lo he hecho con el resto, pero se me antoja que no terminan de convencerme. Si obtienen la alcaldía o una gran cantidad de concejales creo que podrían ser valiosos, pero algunos de sus planteamientos no sé bien si serían más un problema o una solución. Por ejemplo, ¿cómo se puede prometer parar los desalojos de los desahucios si eso queda en manos del poder judicial y el ejecutivo, aunque sea un ejecutivo municipal, no puede entrometerse en los asuntos del poder judicial? Bildu ya lo intentó en las ciudades vascas en las que gobiernan desde 2011, porque también ellos prometieron esto haciéndose eco de las peticiones de la Plataforma de Afectados por la Hipotética, y a fecha de 2015 no han podido realizarlo, porque es eso, el ejecutivo no se puede entrometer en el judicial. Como mucho se han interpuesto concejales entre afectados y policías, creando conflictos que han salido en los periódicos, o como mucho han retirado la colaboración del municipio en esos desalojos. Pero quien cita este ejemplo podría citar otros casos que me generan dudas de su viabilidad real para poderse cumplir, así como algunas propuestas no me parecen totalmente realistas con algunas realidades, como si las hubieran elaborado muchos expertos, pero pocos afectados de verdad, es más, algunas incluso me parecen no muy producentes y es ahí donde de unas dudas que podrían ser "Sí, aunque", paso a unas dudas de "Esta idea X podría no ser bueno aprobarla", no explicaré ni diré cuáles. Así pues me fijo en Los Verdes, en los que van por separado, otra vez, como en otras municipales pasadas. Su programa es un clásico entre la izquierda y la ecología, parecido a una mezcla de IU y Podemos, pero de otro modo. Eso o plantearse quizá el voto nulo o el blanco o la abstención. 

El panorama municipal de 2015 hace que en este día 21, a tres días de ir a las urnas, no sepa qué voy a hacer respecto al voto municipal. No soy único, entre un 30% y un 40% de españoles está como yo. Tienen dudas. Quien tiene dudas es porque no quiere apoyar al que ya gobierna, pero tampoco a quien ha sido su mayor rival, ni tampoco a quien sea ahora el nuevo mayor rival. Si no tuviera dudas no se daría ninguno de esos casos, se confiaría en alguien, pero hay de un 30% a un 40% de españoles con dudas a estas alturas. La desconfianza es grande. O gana la abstención o lo que parecía evidente en las encuestas de intención de voto pasará a ser papel mojado y falso en los escrutinios de voto de la noche del 24. Es un panorama interesante y apasionante. Pero... ¿consolador?

Como sea, yo el próximo día 24 he sido convocado como segundo suplente de presidente de mesa electoral. Iré, si al final me siento son 62 euros, como si fuera un trabajo mal pagado (por las horas trabajadas), pero es cierto que una vez más me he preguntado si alguien por la razón que sea se podría declarar objetor de conciencia al no compartir las ideas de la perpetuidad de la monarquía parlamentaria. 

Si realmente hubiera escrito todas mis inquietudes y análisis de estos días necesitaría muchísimo espacio, quizá varias entregas de esa reflexión. Pero a estas alturas estoy tan saturado de unos y de otros que sólo os digo: saludos y que la cerveza os acompañe.

martes, mayo 19, 2015

NOTICIA 1484ª DESDE EL BAR: FRANCO CONTRA EL CÓMIC


Franco contra el cómic, o bien: El cómic y su censura en España, es el nombre de la conferencia que daré mañana en el Deltoya Music Bar, a las 20:30 horas. Ya sabéis los detalles: calle Emperador Fernando, nº 2, detrás de La Gatera. Ya hablé de este bar hace poco, en la Noticia 1481ª.

Hace un año que estoy trabajando este tema con Esther Claudio. Ella está aún en Estados Unidos, pero las nuevas tecnologías nos permite avanzar pese a estar en continentes diferentes, y añaden la ventaja de disponer de documentación, bibliografía, obras y otros objetos de información de manera más amplia y de diferente procedencia, lo que está enriqueciendo los resultados. De momento esta conferencia será un pequeño anticipo de ese trabajo. 

Es importante compartir el conocimiento, para eso sirven los investigadores, especialmente los que nos dedicamos a la Historia, la Literatura y la Filología. Lo hacemos altruistamente, aunque de todos modos en España nadie nos contrata en general, aunque generamos conocimiento, abrimos mentes a nuevas informaciones y en cierto modo apoyamos un cierto tráfico de personas que se acercan a conocer con nosotros y que estas mismas personas generen a la vez o un consumo o un aporte propio sobre lo que trabajemos. 

En el caso de la conferencia que ofreceré mañana al atardecer nos acerca a un aspecto de la censura franquista no inédito pero casi inédito. La Ley de Prensa de 1966 no era aplicable a las publicaciones infantiles y juveniles, que tuvieron que ser regladas en 1967, aunque en realidad se venía ocupándose de ellas desde el mismísimo comienzo de la guerra civil en 1936. Si la Ley de Depuración de los Maestros de 1939 consideraba en su preámbulo que los intelectuales, y en concreto los maestros de primera y segunda enseñanza, eran los responsables directos de la guerra civil, la educación indirecta de infantes y jóvenes a través de sus lecturas, por tanto sus creadores, eran principales protagonistas de todos los males de España llevando la inculcación en la mente de quienes se están formando intelectualmente. Un gran número de periodistas y escritores que no pudieron irse de España terminaron escribiendo novelas de bolsillo de baja calidad, muchos amparados por la Editorial Bruguera, pero otros tantos se decantaron por la creación de cómics.

La industria del cómic, o del tebeo como sinónimo de cómic en castellano, y la del cuento infantil sufrieron una gran represión física y jurídica. Empresas cerradas, empresas reconvertidas, empresas tomadas por los sectores ultracatólicos, personas ejecutadas, personas en campos de concentración, exiliados, encarcelados, despojados de ejercer su oficio, etcétera. De 1939 a 1951 se desarrollaron años difíciles donde sólo se concedieron once permisos para crear editoriales de lo infantil y lo juvenil, en medio de un ambiente que en principio quiso inculcar ideas nazis y fascistas en los niños, y luego, según nazis y fascistas perdían la Segunda Guerra Mundial, se reconvirtió a ideas ultracatólicas entre el falangismo y el carlismo. Los años 1950 verán el reconocimiento de España dentro del Bloque Occidental de la Guerra Fría, liderado por un Estados Unidos de América que por medio de la CCA comenzó la censura de sus propios cómics en busca de posibles comunistas entre sus autores. España seguirá sus pasos desde 1954 creando diversos organismos que culminarán en el CIPIJ de comienzos de los años 1960. Estos organismos serán controlados por sectores ultracatólicos, siendo el caso que uno de sus responsables fue capellán del Valle de los Caídos. Se elaboró una maquinaria legal con todo tipo de supuestos  en el articulado censor contra los productos y los productores del cómic tanto español como extranjero, aún a riesgo de entrar en conflicto económico con aliados estratégicos como Estados Unidos. 

El consumo del cómic en España había ido aumentando desde finales de los años 1940, sobre todo del humor autóctono, pues era el único tipo de literatura por el que se colaban sutiles críticas sociales y políticas a la dictadura. Aunque el producto era infantil y juvenil, muchos padres y madres, así como meros adultos sin hijos, terminaban siendo más consumidores de esas historietas que los propios niños y jóvenes. A pesar de que suponía un peligro al que controlar, era a la vez una dinámica de consumo a la que estimular pues las ventas de cómics españoles suponían un aumento del trabajo y del comercio tan importante que incluso el Ministerio de Industria tuvo que pedir al Ministerio de Información una relajación en su censura, para poder seguir obteniendo ventas en una España en crisis necesitada del movimiento de dinero. Los dos Ministerios, junto al de Educación, entrarán en conflicto, ese será el momento en el que el propio Francisco Franco tomará cartas en el asunto y legislará firmando él mismo en persona sobre los asuntos concernientes al cómic español.

La Ley de Prensa de 1966 no afectó a este tipo de prensa infantil y juvenil, pero en 1967 recibirían su propia legislación, totalmente contraria a los relativos y discutibles derechos que supuso el cambio de la censura previa a la censura a posterior en la prensa adulta. Fue Fraga quien estuvo detrás de todo esto, heredero político de personas que tuvieron estos asuntos en sus manos previamente como Serrano Suñer y Arias-Salgado. El cese de Fraga y el asesinato de Carrero Blanco empeoraron la situación del cómic extranjero en España, pero a partir de 1974 hubo una relajación con el autóctono. Pío Cabanillas sería quien lideraría su transición desde el más estricto tardofranquismo a los gobiernos de Juan Carlos I encabezados por Arias-Salgado y Adolfo Suárez.

En medio tenemos nombres míticos sufriendo todo tipo de padecimientos como son los creadores Raf, Vázquez, Francisco Ibáñez, Jon, Escobar, Giner, Víctor Mora, los hermanos Bruguera, Rafael González, DDT, TBO, Pulgarcito, Tío Vivo, y otros. La censura española vio en Bugs Bunny un peligroso anarquista, en Flash Gordon un elemento de confusión fantástica de lo que era Ciencia, en el Jabato se receló de lo católico, en los superhéroes había monstruos sobrenaturales, en Superman se veía aculturación norteamericana, en los cómic a color de los años 1960 se descubrió una atrofía mental en los niños por los gustos estéticos... Así una tras otras sin que quedara nadie a salvo. Hasta los Picapiedra iban contra la naturaleza divina y providencial de la que se hablaba en la Biblia. Vázquez y Escobar, los creadores más exitosos de los años 1950 fueron bestias pardas para los censores, cuando en realidad no ganaban suficiente para alimentar a su familia. No es de extrañar que cuando el grupo de rock Asfalto presentó su primera canción dedicada al Capitán Trueno en 1972, esta no pudo publicarse hasta entrada la democracia en 1978.  En definitiva creo que a quien le interese conocer el tema podrá interesarle la conferencia.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

domingo, mayo 17, 2015

NOTICIA 1483ª DESDE EL BAR: EL ALUMNADO PICTÓRICO DE LA MUTUAL



Un año más esta primavera la Mutual Complutense comienza las exposiciones de las obras de sus socios que se han apuntado a cursos de aprendizaje de pintura, alfarería y otros. En su Sala de Exposiciones Manuel Revilla, en la calle Nueva, número 10, de forma gratuita como siempre, comenzó ayer el turno de los cuadros de sus talleres de pintura impartidos por Bernal Ballesteros y Javier. Abre sus puertas por la tarde, de 18:30 a 20:30, y durará hasta el miércoles 20, a partir de ese día comenzará la exposición de las obras de otros de sus talleres artísticos. Ya he hablado de Mutual varias veces en el pasado en esta bitácora y en concreto de estas exposiciones de años anteriores.

Este año podremos ver varios trabajos de ejercicio para los alumnos, como los dedicados a las bocas o el dedicado a pecados capitales. Se combinan obras de diferente técnica como son las acuarelas, el grafito, el óleo o el pastel. Puede que algunas obras este año sean un poco más flojas que otros años, pero merece la pena ver la exposición y la evolución de sus alumnas y alumnos. En cuanto a sus temáticas en concreto  podremos ver copias de cuadros famosos expuestos en museos muy conocidos, sobre todo del paso del siglo XIX al XX, o incluso copias de fotografías muy conocidas. También podremos encontrar temáticas mitológicas. Otras abundarán en el intimismo que siempre se ha de reflexionar de bodegones, este año compuestos a base de los juegos de luz en diversos floreros. Y por supuesto están los siempre presentes paisajes. Este año predominan fundamentalmente paisajes panorámicos de lugares urbanos con un toque romántico y ensoñador, no sé si decir melancólico, pues eso ya sería más relativo.















De la mancha impresionista al más cuidado estilo pastel que casi cae en la luminosidad pop, sin ser pop. Me da la impresión que el alumnado de la Mutual Complutense este año han puesto sus ojos en ese citado momento creativo que fue el paso finisecular del siglo XIX al XX, cosa curiosa porque, aunque no nos aporte novedades ni nos termine de mostrar el interior de algunos de sus creadores, en cierto modo hay que recordar que las obras de aquel paso de siglo coincidió con una crisis económica arrastrada desde la década de 1870 que llevó a millones de europeos a emigrar a América, una crisis de alimentos, una crisis de valores, una crisis en general muy parecida a la actual en este cambio del siglo XX al XXI. Una crisis la de finales del siglo XIX y principio del XX que en aquel momento desembocó en la Primera Guerra Mundial de 1914, previo paso por diversos conflictos bélicos desde 1898. Si bien entre las obras de este alumnado no hay obras este año que nos ahonde en su psique o nos lance ideas varias, sí hay una coincidencia general, o al menos a mí me parece percibirla, en cuanto al gusto por las temáticas que ya tuvieron aquellos otros creadores de hace cien años en unas épocas donde se creía en el progreso con pesimismo. Es por ello que a menudo se volvía los ojos a una pintura evocadora de mundos rurales o urbanos idealizados o en ambientes románticos frente a una realidad que avanzaba hacia aquel 1914. 

Este año no hay una referencia a los mundos exóticos. Si bien hay cuadros de mundos fantásticos y de bocas imposibles, por lo general se recurre a mundos cercanos, de otras épocas donde la gente organizaba sus vidas de manera más sencilla y social en pequeños núcleos municipales. De ahí la campesina que camina por el campo. El riachuelo que serpentea por unas rocas enmarcdas en la hierba o bien esta imagen de la vieja escuela de Ordes, un pueblecito de Galicia, pintada por María Gómez González, que nos remite a un pasado cercano de las personas que parece abandonado, dejándonos los edificios como testimonio casi a modo de lo que en otra época fue.







También está diciéndonos lo mismo la "Cacharrería" pintada por Isabel Soria Rodríguez. Se trata de viejos cacharros de latón propios de las cocinas de los pueblos del siglo XIX y de la primera mitad del XX (en el caso de España hasta bien entrados los años 1970). Cacharros que nos hablan de otra época. Los bodegones suelen dar muchas pistas a los investigadores de la Historia y la Sociología sobre los niveles de vida de las personas, ya que los objetos o comidas que se representan son objetos que están presentes en el estudio del pintor. Si los bodegones suelen ser estudios de luz para los pintores y, quien sabe manejarlos bien, son también una alegoria de algo, en este caso no se nos ha de escapar que se nos remite a un pasado rural y más social mediante la aparición de una lechera. Además, el estudio de luz se hace aquí mediante el blanco y el negro, o sea que se nos retrata desde la realidad de una fotografía antigua, pasada. Isabel Soria, además, nos coquetea brevemente con el hiperrealismo en un elemento del cuadro donde una imperfección en uno de los cacharros nos hace pensar en el conceptualismo espacial, esa corriente que introducía en los cuadros la tercera dimensión mediante el relieve o los agujeros en el lienzo o la pintura, sin embargo en este cuadro es un falso coceptualismo espacial, el lienzo está íntegro, por ello hemos de pensar más en el hiperrealismo y en la aproximación a la fotografía.

La misma Isabel Soria Rodríguez nos muestra una imagen romántica de lo que parece una fuente o una piscina de la Alhambra de Granada, mucho más impresionante en la realidad que en esta fotografía. Los juegos de luces del cuadro son los que crean un ambiente en el que casi podemos sentir el frescor en este espacio en una tarde cálida.







Ese ambiente sugerido mediante la pintura también se ve en este otro cuadro de MHB (creo recordar que esas eran la siglas), pero llevándonos al calor del verano, Se trata de una idealización total del mundo rural antiguo, sugerido por las cerámicas al lado de la fuente, único lugar para refrescarse. El color amarillento nos da el calor, pero también un lugar como de cuento. Se puede interpretar como una alegoría de diferene interpretación según quien la mire y la piense. En un ambiente agobiante o que nos envuelve se nos presenta una fuentecilla aliviadora. Dentro de ese parámetro, cuádrese la percepción de lo que le hace sentir a cada uno. La intencionalidad del cuadro nos muestra en su autor o autora un sentido del uso de su arte más allá de la representación exacta de los elementos de la escena. Eso es algo muy valorable, porque juega con generosidad para que el espectador entre en el juego de pensar con el artista. 

Las representaciones idealizadas se nos muestra también en el cuadro que estaba expuesto al lado del anteriormente referido. Reproduce en pintura una famosa fotografía de un pueblo griego, creo recordar que griego. Una serie de "oikos", casas, con un techo en falsa cúpula azul contrastan con sus muros blancos y el azúl inmenso del mar, que aquí no se aprecia pero en el cuadro original está preciosamente logrado mediante su oleaje. Hay muchos cuadros de paisaje, sin personas, y estas idealizaciones nos alejan de este mundo actual y real que nos rodea. Más en este cuadro mediterráneo realizado en una Alcalá de Henares en el centro de la península Ibérica, donde la playa más cercana está a seiscientos kilómetros. Nos invita a alejarnos de nuestra realidad actual y nos lleva a otra donde quien más quien menos se ha sentido feliz y bien aunque sea de vacaciones.

Otra de las artistas, llamada María Teresa, nos transporta también al mar, pero a un mar encabritado y atormentado que amenaza a un barco creo que pesquero, que navega con firmeza, pese a todo, sobre las aguas embravecidas. La pintura usada en esta obra no es óleo ni acuarela ni nada parecido. Es betún, del que se usa con los zapatos. También aquí hay una intencionalidad alegórica valorable. 





Cerraré por hoy la bitácora haciendo referencia a María Camacho Caballero y su indígena aparecido entre la vegetación, o sea, entre la Naturaleza. ¿Acaso no somos nosotros esos indígenas? La mirada asustada o sorprendida que nos lanza nos plantea a la vez una pregunta a nosotros mismos sobre nosotros mismos. 

Hay muchos más cuadros expuestos. Pero creo que lo mejor es que quien esté interesado vaya a verlos por sí. Son cuadros de personas que están aprendiendo a pintar. Hay diversos niveles entre ellos. Hay que ir siempre abiertos a que al ser una exposición común de esta clase, no hay una temática ni un estilo único. Hay que ir dispuesto a procesar cada obra independientemente del conjunto.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

miércoles, mayo 13, 2015

NOTICIA 1482ª DESDE EL BAR: ZAIDA ESCOBAR, LA JOVEN PROMESA (pintura entre lo oscuro y lo palpitante)


Hoy tengo el placer de traer a esta bitácora para el Alto Mando de Espionaje de Bares, los lectores, a una persona muy joven que se ha hecho un gran hueco en el mundo de la pintura local de Alcalá de Henares y, si sigue por este camino, puede aspirar a ser una referencia de mayores repercusiones. Hablo de Zaida Escobar, nacida en 1988, una mujer de 26 años que cuenta ya en su haber numerosas exposiciones tanto colectivas como exclusivamente suyas, tanto en lugares institucionales como en bares, o incluso en conciertos de música. Curiosamente es ganadora del segundo premio de Fotografía del certamen Jóvenes Creadores de Alcalá de Henares, no tengo claro si en 2009 ó 2008, y del primer premio de ese mismo certamen y esa misma modalidad fotográfica en 2010, a pesar de haberse encontrado ella a sí misma en la pintura. Esto podría explicar varias de las claves para entender sus primeros cuadros. De hecho, la Facultad de Bellas Artes de Madrid, por la que se ha licenciado en 2011, ha adquirido parte de su obra original para preservarla en el tiempo como parte de su Gabinete de dibujo.

La primera exposición de Zaida se produjo en 2009 en la Casa de la Juventud de Alcalá de Henares, mientras que su más reciente exposición ha sido a lo largo del mes de abril de este 2015 en la Casa de la Entrevista de la misma ciudad, como parte del proyecto colectivo "12 platos de carne", que comenté en esta bitácora en la Noticia 1465ª y de la que Dani Haller ha escrito un análisis completo y profundo en La taberna de Platón. Esta exposición temporal volvió a traer a la ciudad los aires creativos y dinámicos que hacía muchos años respiraba Alcalá hasta que los cambios políticos a favor del Partido Popular a mediados y finales de los años 1990 cambió las dinámicas expositivas del municipio y los apoyos a los creadores locales. Estuvo implicada en aquel comisariado junto a Zaida, Alba Eskabias. Como sea, Zaida también se ha dedicado a escribir algunas de sus ideas artísticas dentro del colectivo que ha creado la revista electrónica Walskium. Se la puede leer en varios artículos publicados allí. También ha participado del colectivo Cuadros de Cine, dedicado a reproducir en cuadros fotogramas o personajes de cine, o se puede ver su obra en diferentes lugares de la ciudad a petición de los dueños de esos espacios, como pueda ser los comercios de Alcalá Cómic y Opticalia, o incluso la puerta de un garage.

Personalmente conocí a Zaida en 2011, entre cuestiones artísticas de La Vaca Flaca y acciones reivindicativas del 15 de Mayo. Desde entonces nos une una amistad. Ha sido mencionada por esta bitácora varias veces a lo largo de estos años, aunque quizá las entradas más representativas fueron las que le dediqué en 2012 con motivo de una exposición  suya en el bar La Chata, Noticia 1087ª, o la ya enlazada de este 2015 acerca de la exposición "12 platos de carne", Noticia 1465ª. Hechas todas estas presentaciones espero que disfrutéis de la entrevista como yo la he disfrutado. Merece la pena.
(Las fotografías son con permiso de la propia Zaida Escobar).

CANICHU: Acabas de realizar y organizar una exposición de pintura llamada “12 platos de carne” en la Casa de la Entrevista, de Alcalá de Henares. En ella han participado diversos artistas complutenses y se ha recuperado incluso la idea de crear un catálogo de lo expuesto. Ha estado expuesta un mes entero, ahora que ya ha terminado, ¿qué balance haces de todo ello, tanto de cuándo te lo planteaste, el proceso para lograrlo y el resultado final?

ZAIDA ESCOBAR: Ha sido un proyecto muy intenso ya que en menos de dos meses hemos tenido que organizar una exposición con doce personas. Con tan poco tiempo es difícil; elegir la obra, qué sentido de unión darle y sobre todo ponernos en contacto y trabajar entre todos (muchos ya no viven en Alcalá). Pero al tener tantas ganas de poder mostrar nuestra obra en un sitio tan especial como la Casa de la Entrevista, todas estas dificultades no fueron más que un reto.
Personalmente estoy muy contenta con lo que hemos conseguido hacer, sobre todo por habernos abierto un hueco en el panorama cultural de Alcalá, el cual nos tenía bastante olvidados y por haber mostrado nuestra obra con la seriedad y el valor que se merecen.

CANICHU: Alcalá es una ciudad cuyos bares son muy dados a crear exposiciones, a veces lamentablemente parece que más como excusa decorativa que realmente expositiva, pero hay muchos de estos lugares muy dignos y consecuentes con el apoyo al artista. En el pasado la ciudad contaba con más salas de exposición de cuadros y esculturas, pero estas han ido desapareciendo o han tenido que compartir su actividad con otras que nada tienen que ver. ¿Es Alcalá de Henares una ciudad difícil para el Arte pictórico hoy día?

ZAIDA ESCOBAR: Sí y no. En Alcalá me considero una artista de bares y muy orgullosa de serlo, gracias a ellos he podido conocer a mucha gente y toda esa gente a la vez han conocido mis obras y eso es lo más esencial. Hay muchos bares en Alcalá que quieren promover la cultura en todos sus aspectos y desde aquí les doy las gracias: La Chata, Deltoya, El Tempranillo, El Café Continental y los grandes que ya no existen, El Perro Verde y La Vaca Flaca, (entre otros).
Lo complicado es cuando quieres dar un paso más y mostrar tu obra en salas de exposiciones. Excluyendo la sala de exposiciones de la Casa de la Juventud, que está abierta a todo el mundo, intentar exponer en las demás, es una tarea complicada y frustrante a no ser que tengas un nombre o un contacto. Aquí sí veo que Alcalá es una ciudad difícil para el arte pictórico ya que apenas apuesta por los artistas de su ciudad lo cual es una pena porque hay un grandísimo potencial y podrían estar muy orgullosos de mostrar sus obras.

CANICHU: La ciudad cuenta con asociaciones que realizan cursos de pintura y exposiciones, como la Mutual Complutense o el sindicato Comisiones Obreras. Tú, aparte de artista propiamente dicha, eres maestra colaborando con Comisiones Obreras. ¿Qué le dirías a alguien que quiere aprender a pintar pero nunca ha cogido un pincel con la excusa de: no tengo creatividad?

ZAIDA ESCOBAR: Lo primero decir que aún no he sido maestra en Comisiones Obreras (el curso no se pudo dar), pero sí tengo la experiencia como docente de algunos talleres que he impartido y sobre todo como alumna que también ha pronunciado esa frase “no tengo creatividad”.  Lo que yo diría sería: experimenta, diviértete, dibuja para ti…Tenemos mucho miedo a que nuestro dibujo no tengo un resultado aceptable para nuestras expectativas y/o las de los demás. Hay una técnica que se puede aprender, claro está, pero no sirve de nada aprender esa técnica si luego da miedo salirse de ella. Por eso hay que experimentar mucho y que se convierta en un juego, en algo que disfrutes realizándolo, y de todo eso que hagas seguro que tarde o temprano aparecerá algo que lo mires y digas…”ahora sí”.
El arte tiene siempre dos caras, o te da una gran felicidad o te sume en una gran frustración, hay que saber aceptar las dos.

CANICHU: Has sido juez en los concursos de pintura libre que celebra el sindicato citado. ¿Es Alcalá más vanguardista o más clásica en los lienzos?

ZAIDA ESCOBAR: Alcalá es muy clásica, de hecho suelen llevarse los primeros premios participantes que vienen de otras localidades, que aparte de tener una técnica impecable también son más arriesgados en la composición y en el aspecto final de sus cuadros. La pintura al aire libre es un mundo aparte y conlleva una técnica diferente que hay que controlar muy bien. En este aspecto creo que Alcalá se queda un poco floja.

CANICHU: ¿Qué opinas de los Premios Ciudad de Alcalá de Pintura?

ZAIDA ESCOBAR: Como en todo hay cosas que me encantan y otras que no entiendo. Los ganadores de los últimos años me han parecido muy potentes, otra cosa son los seleccionados o las menciones de honor. Pero el arte es muy subjetivo, y lo que a mí me puede parecer horrible a otra persona le apasiona. Esta es la eterna cuestión, ¿qué es el arte?, ¿esto es bueno o no? y hablando de esto nos podríamos tirar tanto tiempo… y tampoco queremos aburrir a los lectores ¿no?

CANICHU: Acerquémonos a ti. ¿Cuándo empezaste a pintar? ¿Había antecedentes en la familia?

ZAIDA ESCOBAR: No sé cuándo empecé a pintar, pero el primer dibujo que ya era algo bueno y del que soy consciente lo hice con 11 ó 12 años. Recuerdo que había una revista de moda y en la portada una fotografía de una mujer en primer plano con un sombrero, me pareció tan bueno el retrato que empecé a dibujarlo. Se lo enseñé a mi profesor de plástica tiempo después y recuerdo que se sorprendió (o eso creo). A partir de ahí ya supe que quería hacer el bachillerato de artes y la carrera, no había otra opción (igual le he sabido desde antes, pero no lo recuerdo).
No hay antecedentes en mi familia propiamente dichos, sí es cierto que por parte de mi padre hay más vena artística y tengo familiares muy creativos y con una buena mano, pero pintores o dibujantes no, siempre he sido bastante autodidacta.

CANICHU: Se te nota en varias de tus obras un apoyo familiar, por cuanto algunos de los personajes son familiares tuyos. ¿Cuál es el peso de la familia en tu mundo pictórico?

ZAIDA ESCOBAR: El peso de la familia en mi vida en general es muy importante, siempre hemos estado muy unidos y para mí son una razón de felicidad, supongo que este hecho se refleja en mi obra aunque no sea consciente a veces. Lo curioso es que cuando los utilizo de modelo para mis obras no los retrato de una manera bonita y alegre sino todo lo contrario, pero esa es mi manera de pintar y se tienen que aguantar (se quejan bastante).  La verdad es que hay un hecho más simple que todo esto y es que cuando necesito modelos, a ellos son a los que tengo más cerca y de los que más imágenes tengo, así que me aprovecho jeje.
He de decir que tengo una serie de dibujos que se llama “Mi extraña familia”, y en este caso sí quise que fueran los protagonistas, quise mostrarles tal y como yo los veía. La anécdota que pude sacar de la exposición que hice con esta serie, fue que era una exposición para mí y para mi familia ya que los espectadores que observaban las obras desde fuera no podían llegar a captar (como es normal) el sentimiento y la narración que había en ellas.

CANICHU: En tus pinturas eres una persona muy dedicada a ir directamente a la expresividad. Tienes algunas series de retratos muy llamativos. ¿Qué buscas cuando pintas?

ZAIDA ESCOBAR: Busco una reacción. No me interesa el arte sedentario y placentero (aunque a veces por las circunstancias haya que hacerlo), en mi obra personal quiero transmitir fuerza, agresividad, soledad, pasión....pinto lo que me apasiona y lo hago incluso por instinto, ya que hay veces que no sé ni puedo explicar por qué dibujo lo que dibujo. Mi manera de entender el arte es que cuando tú lo observes haya algo en tu interior que se encoja y que se retuerza, que sientas algo por un momento.

CANICHU: ¿Por qué hay café en algunas de tus obras impostando pintura?

ZAIDA ESCOBAR: El café utilizado como pintura me lo descubrió un profesor de la facultad, el cual me abrió los ojos a la hora de dibujar, me dio el empujón que necesitaba. Me quedé prendada de la apariencia y la textura que dejaba el café sobre el papel y desde entonces lo utilizo en muchas de mis obras.

CANICHU: Hay una serie de dibujos tuyos donde aparecen niños o jóvenes desnudos en la playa, pero yo casi no he visto cuadros tuyos de grupos humanos. ¿Desconocimiento mío o responde a algo?

ZAIDA ESCOBAR: Esos cuadros que me hablas supongo que son los de la serie “Diario de una sociedad desnuda”, lo cierto es que no son niños y tampoco están en la playa jeje, es curioso ver cómo percibe cada persona una misma imagen y qué sentido tan diferente puede darle. Dices que no hay grupos humanos pero justamente en esta serie de dibujos, al igual que hay personas solitarias también hay grupos que se observan y se pelean. De hecho creo que es el único proyecto en el que he incluido más de dos personas en los dibujos.




CANICHU: Algunos de los retratos que has realizado rellenan todos los huecos del lienzo, ¿a qué se debe esta innovación retratística?

ZAIDA ESCOBAR: Soy una adicta de los primerísimos planos, aunque intente huir de ellos para no repetirme, no puedo evitar dibujar todo a lo grande. Si combinas un gran formato con un primer plano y encima es un retrato, la carga y fuerza visual se potencia doble o triplemente, y a mí eso me encanta, que el espectador pueda meterse dentro del cuadro o sentirse amenazado por el gigantismo que observa o mejor dicho, que le observa.

CANICHU: He dicho lienzo, pero lo cierto es que usas también papel, cartón y no sé si otros formatos. ¿Crees en el Arte inmediato o en el Arte perdurable?

ZAIDA ESCOBAR: Creo en todo tipo de arte si lo que hace es transmitir algo cuando lo ves.

CANICHU: ¿Cuál debe ser la intención del Arte según tu visión?

ZAIDA ESCOBAR: El arte debe servir para muchas cosas, para revolucionar, cambiar y criticar la sociedad en la que vive; para transmitir y plasmar sentimientos que nos unen; para hacer pensar y reaccionar al espectador o simplemente para divertir, evadir y potenciar la imaginación. No creo que tenga que servir para solo una cosa, creo que el arte es fundamental en todas sus apariencias y sentidos y mientras haya arte habrá vida (aunque suene muy meloso). Sí es cierto, como ya he dicho antes, que yo me siento más identificada con un tipo de arte que hace reflexionar y reaccionar al espectador y no con el que se limita a que ser algo relajado y bonito. Pero ante todo, que haya arte por favor.

CANICHU: Los desnudos en el Arte han tenido por objeto diferentes intenciones desde que aparecieron por primera vez en la Prehistoria. No es la misma intención un desnudo de un recolector de miel del 10.000 antes de Cristo que los de la Capilla Sixtina del Vaticano, pintado en el siglo XVI. En la actualidad personalmente veo muchos desnudos femeninos con la idea de provocar. Sus creadores, pero sobre todo sus creadoras, son auténticas personas imbuidas del activismo feminista en el Arte. Sin embargo, yo creo que estamos hoy día tan acostumbrados a los desnudos femeninos que no son provocadores, sino que están muy normalizados. Hace unos años yo expuse brevemente por unas horas un desnudo mío de manera pública a manera de experimento y de provocación en busca de esa igualdad, sólo te digo que algunos lo rieron, otros insultaron e incluso un amigo me retiró la palabra durante meses. Creo que un desnudo masculino hoy día es mucho más provocativo que uno femenino en busca de esa igualdad y normalización. ¿Qué opinas tú sobre el tema desnudo en el Arte actual?

ZAIDA ESCOBAR: Creo que actualmente ya no existe tanto esa diferencia de género entre el desnudo femenino o masculino, sí es cierto que estamos más acostumbrados a ver un desnudo femenino pues a lo largo de la historia han sido los que más se han mostrado y quizás por ello nos sorprenda más uno masculino.
En cuanto a la hora de provocar no estoy tan de acuerdo, no es tan importante si es masculino o femenino sino qué herramientas utilizas para provocar con esos desnudos. Parece que la conciencia social está más que acostumbrada al desnudo femenino y que ya no es objeto de provocación, pero no es cierto, a lo que estamos acostumbrados es a un desnudo bonito, un desnudo externo por así decirlo, si tú te expones una vagina por ejemplo ahí cambia la cosa. Hace poco vi una performance de Deborah de Robertis en el Museo d’Orsay de Paris, donde la artista se colocó al lado del famoso cuadro “El origen del mundo” de Gustave Courbet y al igual que en el cuadro, ella muestra su sexo (fue un vídeo muy viral y muy polémico, muchos lo habrán visto), y fue obligada a salir del museo y censurada en muchas plataformas. [Por aquí, la noticia citada.]
Hay muchas opiniones en cuanto a esta performance pero con respecto a lo que me preguntas me ha venido este ejemplo a la cabeza porque opino que, si la artista hubiera mostrado su cuerpo desnudo hubiera sido una performance más, pero ella expuso su vagina y entonces se volvió provocativo y de mal gusto y lo gracioso es que lo hace al lado de un cuadro que fue pintado en el siglo XIX y hoy en día la gente está encantada de ir a verlo a un museo. Por lo tanto resulta bastante irónico que arme tanto revuelo este acto.
El desnudo tanto de un hombre como de una mujer, puede ser provocador según como lo muestres.

CANICHU: La mujer en el Arte ha sido muchas veces musa o modelo. Las artistas femeninas conocidas no son pocas, pero siguen siendo menos en número que los hombres. Sin embargo, a lo largo de los siglos la mujer en general, la no conocida, se ha interesado mucho en el arte de pintar. Así por ejemplo tenemos el caso de Rosario Weiss Zorrilla, de la que nunca ha quedado claro si era hija extramatrimonial de Goya o protegida de Goya junto a su madre. Weiss recibió sus lecciones de pintura de mano de este gran pintor, ya en su larga tercera edad, y se sospecha que algunos de los últimos cuadros de Goya tienen arreglos de ella o bien hay quien dudó de que “La lechera de Burdeos” fuera de Goya y se la adjudicaba a ella, cosa ya desmentida. De aquí sacamos que sus comienzos, los de Weiss, parecían que requerían de ocultación, lo que nos recuerda a las escritoras que firmaban con nombres de hombre. Hoy día ya no es tan tremenda la situación, salvo lamentablemente en casos excepcionales. Esta anécdota nos hace pensar en las dificultades para ser reconocidas ellas también como creadoras de cuadros. ¿Te ha sido difícil a ti llegar a donde has llegado (y más a lo que has de llegar)?

ZAIDA ESCOBAR: En mi caso como artista, nunca me he sentido atacada o infravalorada por ser mujer y tampoco lo he visto a mí alrededor. Puede ser que por el hecho de ser mujer (y todas las connotaciones que ello conlleva), las expectativas sean más bajas y luego si resulta que eres buena parezca tener más valor, algo así si se puede percibir, pero ya te digo que nunca me he sentido en una situación de desigualdad de género, al menos en cuanto a mi condición como artista.

CANICHU: ¿Qué pintora destacarías?

ZAIDA ESCOBAR: Jenny Saville. Me parece una artista brutal y además viene muy a cuento por las preguntas anteriores del desnudo femenino y masculino. Más que hablar de ella, mejor hay que verla. [Por aquí, la referencia citada.]

CANICHU: ¿Qué artista local te llama más la atención (mujer u hombre)? Sé que esta es una pregunta comprometida, pero al menos, ¿cuál es el que últimamente te ha llamado más la atención y por qué?

ZAIDA ESCOBAR: Recuerdo la primera vez que vi el catálogo de la exposición “Canto XIII” de Alberto Cerezo, me quedé alucinada y desde ese momento admiro muchísimo su obra. Hay muchos más claro está, pero si me preguntas por uno, es el primero en el que pienso. [Por aquí, la obra citada, pero versión revisitada.]

CANICHU: ¿Y entre los famosos, sea de la época que sea?

ZAIDA ESCOBAR: Goya, Sorolla, Lucian Freud, Enrique Marty, Jenny Saville, Käthe kollwitz… hay tantos, no podría citarlos a todos.

CANICHU: Háblanos de tu técnica, por favor.

ZAIDA ESCOBAR: Soy una apasionada de las técnicas, me gusta probar con todas y según la imagen que quiera crear, hacerla de un modo u otro. Como ya sabes una de mis técnicas preferidas es dibujar con café, carboncillo y conté; en la mayoría de mis obras utilizo esta técnica porque me gusta la expresividad que se puede conseguir con ella, la textura y la atmósfera que crea. En el extremo a esta técnica está el óleo, que también lo suelo utilizar aunque se convierte en un reto para mí pues me tengo que pelear mucho con él. Últimamente estoy utilizando los rotuladores Posca para crear una serie de dibujos y me están dando muy buenos resultados.
Soy una artista bastante camaleónica y me encanta moverme y jugar con diferentes herramientas: boli bic, graffito, acuarela, tintas, lejía, etc.

CANICHU: ¿Y tu temática? ¿Qué te lleva a ella?

ZAIDA ESCOBAR: A ella me lleva el instinto. Desde siempre me ha obsesionado dibujar rostros, gestos y expresiones, con el tiempo lo he ido reflexionando a raíz de leer muchos libros sobre la comunicación no verbal y trasladándolos a mi trabajo. Siento una necesidad de plasmar emociones o situaciones cotidianas comunes en todos pero vistas desde otra perspectiva. Me encanta observar a la gente, me podría tirar horas en un bar mirando los actos, las expresiones y las situaciones de las personas que están allí, imaginándome sus vidas y sus secretos más oscuros, por lo que en mis cuadros aplico esta visión de lo cotidiano dándole un toque más grotesco y oscuro, llevando incluso al espectador en muchas ocasiones a la dualidad entre la atracción y el rechazo.

CANICHU: ¿Cuánto de luz y cuánto de sombra hay en tu obra, vaya de antemano que te considero una persona con una obra muy vitalista?

ZAIDA ESCOBAR: Me considero una artista de sombras. Es curioso pero cada vez que intento hacer algo alegre y bonito, me sale siempre oscuro y grotesco y a veces no me doy ni cuenta y me lo dice la gente que me rodea y después lo vuelvo a mirar y cada vez me vuelvo más consciente del hecho, de que no puedo escapar de mi visión y ni de mi mano. Hay una anécdota que siempre me pasa y es que cuando expongo en algún sitio y la gente ve mis cuadros antes de conocerme, se piensan que la artista ha de ser una persona retraída, con problemas o con una personalidad difícil y cuando me conocen no me relacionan con mi obra. He tenido una vida muy feliz la verdad pero supongo que mi visión sobre lo que me rodea es esta y así me gusta dibujarlas, crudas, oscuras y expresivas.

CANICHU: Llegar a hacer y a exponer no es tarea fácil. Es algo arduo que requiere mucho tiempo, tiempo que a veces se transforma en años. Ahora hay gente que sin hacer nada previamente reclama estar en igualdad de condiciones expositivas que los que han estado todos estos años trabajando para lograr pequeños huecos por los que asomar. ¿Qué opinas de esto?

ZAIDA ESCOBAR: Es una pregunta interesante y difícil de contestar. Depende de muchas cosas, hay artistas que son increíbles aunque llevan solo dos años dibujando y tienen todo el derecho a exponer pues su obra es sublime; y en cambio hay otros, que pueden llevar 30 años pero su obra no es tan buena o simplemente no evolucionan. El trabajo constante es muy importante pero también lo es el don que lleves dentro.
Por otro lado está el tema de los contactos, los movimientos elitistas y el negocio del arte y eso ya es otro mundo del que me da pereza hablar porque no me interesa y porque me pone de mal humor.
Todo el mundo se merece exponer ya sea antes o después y si tienes la suerte de hacerlo antes pues genial por ti.

CANICHU: Participaste varias veces de la creación de cuadros a tiempo real y rápido a lo largo de la duración de conciertos de música, como pudo verse en 2012 con Café Negro, o en 2014 en la Noche en Blanco de Alcalá de Henares. A mí me recuerda al espectáculo que realizaba Muchachito Bombo Inferno. Aquí tengo una pregunta doble. ¿Qué conexión encuentras entre la música y la pintura? Y ¿eres pintora más de estudio íntimo o de conexión visceral con gente cerca mientras creas?

ZAIDA ESCOBAR: la conexión es total, es completa. Yo por ejemplo soy incapaz de pintar sin música, la música me inspira y me trasmite sensaciones, me aísla y me acerca mucho más a la obra. La música es esencial para todo.
Llevo en mí a esas dos artistas, la íntima que se retira a estar sola para poder pintar y no quiera que nadie la moleste y la que quiere crear encima de un escenario con el bullicio de la gente y la música en directo. Para mí las dos cosas son brutales y son mis mejores momentos.
Siempre me había dado mucha envidia ver a los músicos en sus conciertos porque están rodeados de un ambiente tan intenso y tan cálido y sobre todo porque muestran al público su arte desnudo, sus carnes y viceversa, el público les da calor y fuerza y la verdad es que yo estaba un poco cansada de aislarme tanto pintando para luego exponer los cuadros, que la gente los vea, si acaso los explicas un poco y ya está, me parecía todo un poco frío y me apetecía sentir el calor del directo. En cuanto pinté por primera vez un cuadro en directo, fue un chute de adrenalina tan fuerte que desde entonces estoy enganchada a ello. Y lo mejor de hacerlo es que la gente pueda ver el proceso de lo que haces desde el principio hasta el fin, entonces te vuelves más terrenal porque te estás mostrando desnuda.

CANICHU: ¿Para cuándo un salto de tus exposiciones a Madrid, Barcelona o Bilbao?

ZAIDA ESCOBAR: En Madrid y Barcelona ya he expuesto alguna vez pero siempre de manera colectiva. Tengo muchas ganas de lanzarme ya individualmente y en breves me pondré a ello, en cuanto acabe la escuela en la que estoy y me ponga a crear obra nueva.

CANICHU: ¿Hay algo previsto para este 2015 que se pueda contar que nos estés preparando?

ZAIDA ESCOBAR: Para noviembre si todo va bien, tengo prevista una exposición en una de las salas de Santa María la Rica. Quiero que sea todo obra nueva, con un toque diferente a lo que suelo hacer, pero ya se verá, de momento no adelanto nada.

CANICHU: ¿Sabes que hace tiempo que tenemos pendiente hacer un espectáculo a medias de pintura, música y poesía, verdad?

ZAIDA ESCOBAR: Claro que lo sé, pero primero tenemos pendientes unas cervezas para hablar de ello.

CANICHU: Como es mi costumbre te cedo la última pregunta para que digas o aportes aquello que desees y que no quieras perder la oportunidad de decir en esta entrevista.

ZAIDA ESCOBAR: Con esta entrevista tan extensa y tan completa creo que ya he soltado todas mis tripas jeje así que simplemente darte las gracias a ti y a toda la gente que se interesa y que se involucra en la cultura, apoyándonos unos a otros conseguiremos muchas cosas. Gracias Canichu por esta entrevista, ha sido una muy buena experiencia

CANICHU: Muchas gracias y, como es tradicional despedirme, que la cerveza te acompañe.