martes, septiembre 02, 2014

NOTICIA 1383ª DESDE EL BAR: ANTOLOGAY

Con el primer día de septiembre, ayer, comenzó un ciclo poético en Alcala de Henares que venía anunciándose por Internet desde el 29 de agosto. Por la mañana de ayer reforzaron su publicidad a través de las emisoras de radio Onda 0 y Cadena SER, lo que indicaba que iba y va a ser una apuesta muy fuerte. Se trata de un recital de poesía que pretende realizar una serie de lecturas antológicas de poemas escritos por autores homosexuales, aunque el evento está abierto totalmente a las personas de toda tendencia sexual. Me llamó la atención como para ir a escuchar, siendo yo heterosexual. Más que nada porque a mí la poesía me gusta tanto como por lector como por autor que también soy. Y es que a estos recitales van a venir como lectores personas destacadas en el panorama nacional como por ejemplo Federico Volpini, que ha hecho Historia en Radio 3. Cada encuentro va a ser todos los jueves de los próximos cuatro meses, contando este, a partir de las 20:00 horas. Creo que incluso uno de los que acudirán será el cataor flamenco alcalaíno El Carbonilla. ¿El lugar? Un bar de barrio del que ya hablé en mayo de este año, cercano al Parque de San Isidro, en la calle Núñez de Balboa, el Casablanca II. El ciclo se llama "Antologay".

Toda la gente que sabe de esta programación sabemos que probablemente al actual obispo de Alcalá de Henares, Reig Plá, no le haga ninguna gracia estos encuentros poéticos, pero, a pesar de que se le nombró en la presentación y que incluso estaba invitado a ir como público desde los programas de radio donde fueron anunciados, yo no creo que se hayan programado para fastidiarle ni para dar réplica alguna a ninguno de los comentarios atacantes e hirientes que ha lanzado desde su primer día como obispo complutense contra el colectivo homosexual. A la presentación al menos no fue, y dudo de que si acudiera a alguno de los encuentros futuros se pueda generar un ambiente tranquilo.

El acto de ayer personalmente yo no lo hubiera convocado. No así como se hizo. La presentación fue estrictamente presentación, con apenas tres poemas al final de todo el acto, que se limitó a ser una larga charla explicativa de qué era todo aquello y cómo había nacido la idea. Estuvo al cargo el organizador del evento, el escritor Pedro Atienza, y dos poetas invitados. Yo hubiera preferido que se hubiera realizado esto el mismo día que comenzaran de verdad alguno de los recitales, lo que nos ubica en este jueves 4 de septiembre próximo, del cual, por otra parte, no me quedó claro si el primer invitado a recitar iba a ser el propio Volpini u otro. Sí me quedó claro, por repetición continua, otra serie de cuestiones que ahora analizaré. Tan sólo comentar que al ser el evento sin micrófono en un bar, y tengo personalmente mucha experiencia en esto mismo, Atienza cometió el error de hablar excesivamente bajo a la hora de leer sus propios y únicos poemas que se leyeron, no se le oía casi nada. 

Entre el público hubo algún actor, un escultor alcalaíno de cierta relevancia, la artista alcalaína Cinta Caro, que aprovechó para presentar una exposición de telas para vestir pintadas por ella y también de abanicos suyos, por cierto que eran muy bonitas las telas, especialmente una blanca, y personalmente también aseguro que estuvo un antiguo compañero mío de la carrera universitaria, de mi promoción, el cual es veterano de la guerra de Bosnia-Herzegovina como casco azul español y al cual me gustó mucho reencontrar tras muchos años sin vernos. 

El acto empezó con una hora de retraso, pero la presentación duraría sólo cerca de cuarenta minutos. Los precios de la bebida antes del acto eran increíblemente baratos, pero al empezar el acto subieron considerablemente, aún así, diez céntimos por debajo de los precios del centro de la ciudad. Espero que la subida se deba a que de ahí se paga a los que intervienen, pues de otro modo no veo justificado el aumento. Es un dato que no se explicaba en el cartel. Muchos bares que organizan actos en su local suelen ignorar el escribir los precios que se ofertarán durante los eventos que anuncian, a pesar de que la legislación vigente sobre actos públicos en locales de hostelería obliga explícitamente a que el cartel anuncie, entre otras cosas que también se indican en la ley, los precios (Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad Autónoma de Madrid, por cierto, para policías un poco desinformados, los bares, mesones, restaurantes, etcétera, que hacen conciertos u otros espectáculos sin tener licencia de sala de espectáculos, sí pueden celebrarlos con amparo de la ley, aunque en un determinado marco legal que marca esta misma ley). Bueno, a mí que se cumpla estrictamente o no con la ley en cuanto a indicar los precios me da absolutamente igual, pues al pagar ya me enteraré, pero desde luego es un detalle a tener en cuenta. En este caso, pese a todo, el bar era barato y con muy buena calidad, pero es que en otros casos no es así y uno se queda pensando "si lo hubiera sabido no hubiera entrado", y ahí está el "qué" de la cuestión, más cuando algún empresario abusivamente decide cobrar la subida de precios por espectáculo una o dos horas antes de que haya empezado el espectáculo, cuando quizá el consumidor ni siquiera va a quedarse a verlo pero que desde luego en ese momento no lo está disfrutando. Son prácticas abusivas. Pero insisto, eso sí, no es el caso del bar del que hablo. En Casablanca II hay buena calidad y sigue siendo barato incluso con la subida al comenzar el evento, jarras heladas y unos pinchos de comida muy bien elaborados, muy ricas. Y aplicaron la subida cuando debían y no antes.

Pedro Atienza comenzó diciendo que él era de Alcalá de Henares pero no vivía en Alcalá porque no le gustaba Alcalá, no recuerdo bien si dijo que no le gustaba o que la odiaba, me es indiferente el término que empleó. Cuando venía, dijo, solía quedarse entre el barrio de la estación, San Isidro y el barrio centro, según sus palabras exactas: "me suelo quedar por aquí, no suelo ir más allá". Llamó a la ciudad "melonar", cito literalmente, y vino a decir más o menos, según yo le interpreto, que la poesía que se hace aquí es mala e inexistente. Dijo además que le alegraba que se hiciera el ciclo en un bar, cosa que según él no se hacía nunca en la ciudad, que además era de "maricones" (casi no usaba el término "homosexuales", ni "gay"), ya que, según él, los mejores poetas de la Historia eran homosexuales. Que el bar sea de homosexuales lo dudo, yo creo que es un bar donde tiene cabida todo el mundo y cuya regencia no da preferencia de género sexual en su servicio a ninguna opción concreta de sexualidad, otra cosa diferente es que acoja este evento y otra aún más diferente y de ámbito estrictamente privado, y que no nos importa, la sexualidad hipotética de dueños y clientes. Yo con esta es la tercera vez que voy por allí y en las tres ocasiones creo que la cuestión sexual es algo totalmente indiferente y algo no tratado a la hora de ejercer como bar, insisto que es algo totalmente diferente a eso que se haya prestado a una iniciativa como esta, la cual es una buena iniciativa como fomento de la Cultura que es y como oferta de lugar de encuentro a los que nos gusta la poesía, en general, sin distinción. Y aunque no fuera así, cosa que dudo, me da igual.

Desde luego la presentación fue bastante fuerte, quizá más acorde para un ciclo de poemas contraculturales, underground, desarraigados o llámeseles como se quiera. Sin duda fue sincero Atienza con aquello en lo que creía, o al menos eso aparentó. Otra cosa es que yo comparta lo que dijo. Que los mejores poetas de la Historia hayan sido homosexuales, no lo comparto. Yo no lo niego ni lo afirmo. Creo que poetas y poetisas han habido muchos, tanto conocidos como desconocidos, a lo largo de los últimos diez mil años como para realizar una afirmación como esa. Si Atienza tiene un censo con la sexualidad de todos los poetas de la Historia a lo mejor me desmiente, pero sinceramente creo que no lo tiene. Luego, que la poesía sea buena o mala puede depender de muchos factores, el fundamental es su capacidad de transmisión emocional. Si lo que está afirmando es que los homosexuales son mejores a la hora de transmitir emocionalmente, tengo mis dudas también, pues eso es algo subjetivo según quien reciba la lectura o escucha de la composición poética. Así por ejemplo, los modos que empleó en su presentación correspondían más a Bukowski, uno de los grandes poetas del siglo XX, él no era homosexual, más bien era misógino. Hay a quien Lorca, homosexual, no le dice nada de nada, pero por ejemplo Bécquer, heterosexual, le evoca unas cuentas emociones. Es algo subjetivo.

Luego, del resto de cosas que dijo, ya le habían contestado en el programa de radio "Hoy por Hoy Henares", por la mañana, ya que dijo allí lo mismo. Alcalá de Henares no es un "melonar" cultural. Es cierto que la ciudad se vuelca con la cultura de los siglos XVI y XVII, en concreto sobre todo con Cervantes, pero una cosa es la cultura oficial y otra la que tiene circuitos no oficiales, y esta ciudad es muy rica en eso, en tener mucha oferta de ambos tipos de cultura. Así mismo le dijo que en Alcalá había muchos poetas en activo, en contra de lo que Atienza había asegurado. Pero como por la noche repitió la misma reflexión, sus poetas invitados de esa noche le enmendaron la plana también, en concreto el tercero en hablar (lamentablemente no me quedé con su nombre). Le dijo que en Alcalá de Henares sí se hacían muchos eventos poéticos, y muy concretamente en bares, aparte de otros foros, y no precisamente de poesía del Siglo de Oro, y que había todo tipo de calidades, buenas y malas. Y efectivamente así es. Yo mismo llevo años organizando y participando de recitales propios de poemas, de encuentros de poetas y de lectura de poesía de autores del siglo XX. Y eso lo he hecho en bares, algunos del distrito centro y otros de barrio. El Perro Verde, La Chata, La Vaca Flaca, el Flamingo Rock Bar, el Starway Rock Restaurante o La Tetería Guama son ejemplares locales de bar que han organizado conmigo, por ejemplo, no uno, sino varios recitales. De hecho, La Tetería Guama celebra encuentros de poetas que deseen participar todos los jueves de principio de mes, salvo en verano, cosa que por cierto va a chocar en cuatro ocasiones con los encuentros que acaba de programar el Casablanca II, o en metáfora: esto es como cuando vas al cine, la sala está vacía y viene un espectador más y se sienta justo delante tuya. Más allá todavía, El Carbonilla canta flamenco, pero está muy relacionado con la poesía, y en ese sentido él podría aportar otros muchos nombres de locales que acogen estas cosas en Alcalá. Al margen de esto, yo podría asegurar que a mí mismo se me ha dado la oportunidad de participar con mi poesía del Día del Libro en dos ocasiones de manera institucional e incluso de intermedio en un Sancho Panza Rock. Y todavía podríamos hablar del poeta complutense Ascordebeitia, que suele hacer encuentros y lecturas en el Corral de Comedias, o también los actos de grupos como Omnia, o los actos de asociaciones como El Adefesio o Agua de Mayo, o las celebraciones del Día de la Palabra de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alcalá. O las lecturas de las librerias del centro de la ciudad. Lo que dijo Atienza es tan provocador como desconocedor de la vida cultural real de esta ciudad. Si bien es cierto que todo esto, aunque ocurre, es muy escaso y siempre de parte de los particulares que nos dedicamos a escribir, de parte fundamentalmente de la iniciativa privada que nos quiere acoger, y que normalmente solemos hacerlo gratuitamente por una serie de circunstancias en las que no voy a entrar ahora mismo, pero que yo invito a quien crea que esto es fácil a que componga y recite él mismo.

Pese a todo, la iniciativa de Atienza es una buena iniciativa, sus poemas estuvieron muy bien, y siempre se agradece que un nuevo bar apueste por este tipo de actos y ayude a acercar la poesía y a comprenderla. No sé si podré acudir a todos esos jueves, pero alguno que otro sí quisiera poder asistir. En general me parece una buena oportunidad para escuchar otras voces, y en concreto para acercarnos a los alcalaínos voces conocidas que en otras circunstancias sólo se podrían escuchar en Madrid capital, o en Barcelona, o en Valencia, o en cualquier gran ciudad.

Un saludo y que la cerveza os acompañe.

domingo, agosto 31, 2014

NOTICIA 1382ª DESDE EL BAR: ALCALÁ CÓMICS CRUZA LA CALLE




















La librería especializada en cómics y sus derivados más veterana y mítica de Alcalá de Henares ha sido y es Alcalá Cómics. Por muchos años también ha sido la única en su género, aunque desde hace algunos y no pocos años hay otra tienda más también especializada en cómics en la calle Nebrija, Dharma Cómics. A pesar de que algunos jovencitos (yo me considero joven con mis 35 años, pero me refiero a los veinteañeros de hoy día) han encontrado y encuentran secciones de cómics en las librerías más conocidas de la ciudad, lo cierto es que esto no ha sido así siempre. Esas secciones las incorporaron hacia finales de la década de 2000, cuando el cómic comenzó a considerarse un producto artístico más, apto para adultos y que, además, generaba ventas. Así pues, la gran referencia para todos nosotros siempre ha sido Alcalá Cómics, en la avenida de Guadalajara, pues siempre apostaron por el Noveno Arte.

Ahora Alcalá Cómics comienza una nueva etapa en otra ubicación, a partir de mañana, 1 de septiembre, esta referencia para los amantes alcalaínos de las viñetas se ubicará en la Plaza de España, donde hace años estuvo la vieja plaza de toros. Se llevan consigo la imagen del personaje que ellos usan como marca de identidad, el Juez Dredd, creado en 1977 por John Wagner y Carlos Ezquerra. Antes se veía su cara en el cartel que la tienda tenía sobre la puerta, ahora se le podrá ver de cuerpo entero custodiando la entrada de la nueva tienda. Auguro que va a ser objeto de muchas fotos y que va a ser un fenómeno de atracción a quien conozca su existencia. 

Los que fuímos niños en los años 1980 no encontrábamos los cómic fácilmente, había una papelería en la Plaza de Cervantes que vendía periódicos, allí se podían comprar en aquellas ediciones en revistas de papel y grapa, siempre con el problema de que los envíos de los proveedores no eran regulares, lo normal era que no pudieras comprar ni el antes ni el después de alguna de las historias que vendía por ejemplo Marvel, cuando la distribuía Fórum, o que si comprabas algo de la DC con la esperanza de que acostumbraban a hacer historias de sólo dos revistas, lo más corriente era que sólo consiguieras el principio o el final y si tenías suerte poder encontrar la otra parte en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en octubre. Por supuesto, fuera de esas editoriales norteamericanas no esperabas que a esta ciudad llegaran títulos de otras, o simplemente que dentro de ellas pudieras encontrar personajes no muy populares. Los cómic que más se vendían eran los de las Ediciones B, los personajes de Francisco Ibáñez, Escobar, Jan o Vázquez eran los más populares, al menos ellos garantizaban que las historias estaban completas en un sólo ejemplar, aunque... no siempre en Mortadelo y Filemón. Y en la Calle Mayor aún había otra tienda de no sé exactamente qué, donde un anciano vendía patatas fritas y chicles a la vez que te vendía viejos números de la primera edición de... Azañas Bélicas, en apaisado y riguroso blanco y negro, incluso viejos números de Hulk de los años 1970, de cuando los editaba Vértigo o Novaro. Encontrar sus continuaciones era aún más misión imposible, pero éramos felices si nuestros padres hacían la gracia de comprárnoslos. Los cómics de Asterix o Tintín eran carísimos, una familia de trabajadores no podía comprarlos, no de clase media, asíque los leíamos en los dominicales de los periódicos, que los editaban. 

Los años 1990 mejoraron la situación, y es en estos años donde comienza mi recuerdo de la existencia de Alcalá Cómics, donde no sólo había toda clase de cómics, y tratados con respeto, sino que para muchos les servía como punto de encuentro para juegos de rol. Fueron los años en los que los cómic norteamericanos sufrieron el empuje de los cómics japoneses, y los cómic españoles de humor comenzaban a sufrir un retroceso al que su editorial contestó creando ediciones recopilatorias de tapa dura en la colección Super Humor. Se introdujeron al fin con mayor facilidad otras editoriales que no eran Marvel o DC, quizá la de más éxito era Dark Horse, mientras en España las distribuidoras sufrieron un baile de dueños y se encumbraron con casi todos los títulos Panini (que en los años 1980 se habían dedicado mucho a las colecciones de cromos), Planeta, Glenat y Norma. 

Las películas de Hollywood hicieron que los cómic se revalorizaran y que desde los años 2000 el Noveno Arte sea considerado algo también de adultos, cosa que también se ha logrado gracias a muy diversos estudios artísticos que se han ido creando. Esto ha ayudado mucho a la normalización de estas obras. El cómic como un producto más que es digno de mostrarse en la estantería. Así ahora tenemos auténticas gozadas en formato de novelas gráficas de todo tipo de historias, enfoques, personajes, situaciones... Existe quien habla de un cómic para vender y otro para recrearse en él, pero en general el cómic, como las novelas, la música o los cuadros, son para disfrutarlos, y como todo, los habrá mejores o los habrá peores, pero lo importante es lo que uno los viva. Como sea, Alcalá de Henares llegó a celebrar en 2011 el Primer Congreso Internacional de Conferencias sobre Cómics y Novelas Gráficas, del que ya he dicho muchas veces que yo mismo participé con una conferencia acerca de Hugo Pratt y Corto Maltés.

Alcalá Cómics cambia de ubicación a Plaza de España y todos los amantes de los cómics podemos estar muy contentos de que las cosas les sigan yendo tan bién como para no cerrar la puerta del todo. El lugar es una referencia para la ciudad, como ya he dicho. Asíque sin ahondar más en ello quizá ahora me tocaría hacer una recomendación. Voy a elegir algo más bien ligero, un personaje que a mí me gustó de preadolescente bastante, Conan Rey. Sí, Conan llegó a ser Rey, es algo que curiosamente cuando lo digo siempre hay alguien que se extraña, pero es que es así, incluso se dice en sus novelas originales de los años 1930, las del escritor Robert E. Howard. Conan fue rey. Las editoriales Marvel y Dark Horse pasaron Conan al cómic en los años 1970, como bárbaro y en ediciones tanto juveniles como otras para adultos por contener mayor carga de violencia, sexo y realismo. Sus aventuras como rey fueron pintadas por Roy Thomas, John Buscema, Ernie Chan y Danny Bulanadi. La película Conan el Bárbaro, de 1982 por John  Millius, revitalizó al personaje y le llevó a mayores ventas y a un segundo metraje, Conan el Destructor (1984, Richard Fleischer). Hubo otra en 2011, pero de calidad bastante inferior. La cuestión es que las películas de los años 1980 iban a ser una trilogía, mas implicaba que la tercera fuera rodada muy posteriormente, pues iba a ser con Conan siendo rey, y lo es cuando es anciano, así que se esperaron al envejecimiento del actor Arnold Schwarzenegger. La tercera película ya está en marcha y se supone que se estrenará el año que viene en competencia directa con las nuevas entregas de Star Wars. Yo en cómic tenía y tengo otros personajes algo más favoritos que este, pero no puedo negar que me gustaban las aventuras de Conan Rey. Hace poco se comenzó a reeditar en España en tapa dura una colección de aquellos cómics y mis amigos me regalaron el primer volumen. Quizá es esa reedición la que recomiendo como visita primera a la nueva ubicación, aunque tampoco está mal que lo hagáis para haceros con algo de Tardi, ahora que se celebra el cien aniversario del comienzo de la Primera Guerra Mundial. O bien os remito a Los surcos del azar, de Paco Roca, ahora que se recuerda tanto a los españoles combatientes de la Segunda Guerra Mundial, una novela gráfica de la que os hablé hace poco. Porque no hay nada mejor para reconocer la labor de un lugar como este como el hacer uso de él. Yo tendré que esperar, lamentablemente, pues sigo sin trabajo.

Por cierto, la Librería Diógenes también cambia la ubicación de su local dedicado a Literatura y Cómic, lo mueve de la Calle Mayor a la calle Ramón y Cajal, enfrente de su local dedicado a Humanidades, Ciencias y Poesía. Vamos, que si Alcalá Cómics cruza la calle, Diógenes dobla la esquina. Saludos y que la cerveza os acompañe.








sábado, agosto 30, 2014

NOTICIA 1381ª DESDE EL BAR: SMOKE ON THE WATER SINFÓNICO


Hoy es el último día oficial de las fiestas de Alcalá de Henares, aunque en realidad oficiosamente es mañana, donde todavía hay programados actos oficiales a pesar de que la cabalgata de carrozas de cierre será este anochecer. Así que esta tarde los niños y adultos podrán ver desfilar una vez más a los gigantes de la ciudad, que como bien dice el Diario de Alcalá, en nuestra ciudad se remontan tradicionalmente a las fiestas del Corpus de 1651, en las cuales desfilaron cuatro gigantes y un enano, y se estabilizaron como algo fijo en las fiestas complutenses desde 1902, llegando a tener hasta veinte gigantes tras 1939. Son una de las comparsas de gigantes más antiguas de España. Yo los he visto este año todos los días, salvo uno, por diferentes circunstancias me los he cruzado e incluso he tenido que seguir. Quizá por eso estoy en posición de decir cosas como que el lunes cometieron un error pequeño de ruta, en lugar de desfilar por la calle San Fructuoso, como anunciaron en la ruta del programa, giraron en la calle Licenciado Madrid, lo que para los vecinos de aquella calle fue algo que llamó poderosamente la atención muy positivamente, quizá por la novedad de ver un trocito de las ferias en su calle, delante de sus casas, por primera vez en tantos años. También es cierto que este año me han faltado los gigantes de El Gordo (desfiló El Flaco, pero no El Gordo) y el de Sancho Panza, entre algún otro, así como El Quijote, quizá por su edad y tamaño (salió en el pregón, pero no lo vi en otras ocasiones). Tampoco hubo cabezudos, mal que le pesase y me contradijeran dos amigas el miércoles, una de ellas funcionaria del ayuntamiento. Como bien indica la camiseta naranja fosforescente de la comparsa de este año, así como indican los titulares del semanario Puerta de Madrid, este año se trató de una Comparsa de Gigantes. Salieron gigantes propiamente dichos y "gigantitos", pero no cabezudos. Los gigantes son las figuras con armazones grandes en los que se introduce una persona para levantarlos y moverlos; los cabezudos son las personas que se colocan una gran cabeza de cartón o papel maché y tienen las manos libres para pegar a niños y mayores con una especie de bola de tela que cuelga de una cuerda atada a un palo. Los cabezudos no estuvieron en estos desfiles. No hubo cabezudos, insisto. otra cosa es que alguien confunda los "gigantitos" con los cabezudos a costa de su tamaño menor respecto a los gigantes. No sé, quizá salgan esta noche en al cabalgata de carrozas. Como sea, tampoco habrá esta noche fuegos artificiales, los cuáles en Alcalá se remontan al siglo XVI, como ya conté.


Personalmente este año me ha gustado muchísimo el concierto gratuito de la Banda Sinfónica Complutense en la Plaza de los Irlandeses, ayer por la tarde, también al anochecer.  La banda sinfónica se diferencia de la orquesta sinfónica en que se prescinde de las cuerdas, aunque en esta ocasión participaron dos contrabajistas. Además la composición de la banda en esta ocasión mezcló a adultos y niños y no estuvo dirigida por Vicente Ariño. Comenzaron con algo habitual y previsible, unas versiones de temas de cuplé y demás tipo "Amapola", "Ojos verdes" y otros,  y quedaban muy bien, pero en seguida comenzaron a hacer versiones sinfónicas de temas de rock de Santana ("Samba pa' ti", "Supernatural"), de Deep Purple ("Highway Star", "Smoke on the water") y de Queen ("We will rock you", en la que hizo participar al público con las palmas a modo de batería, "Bohemian Rapsody"), e incluso un guiño a los que fuimos niños en los años 1980, la banda sonora de la serie de dibujos animados "Ulises 31". Toda la banda estuvo tremendamente bien coordinada y acertada, y habría que destacar a un muy joven saxofonista que llevó el peso de varios de estos temas. A pesar del repertorio, tanto ancianos como jóvenes disfrutaron todo del tirón, sin que hubiera apenas bajas, es más, hubo más gente que se sumaba que gente que quisiera irse, y el aplauso final duró varios minutos, pero no hubo bis. Había el triple de gente al acabar que cuando empezó el concierto. Y por estas cosas a mí me gustan las fiestas de Alcalá.

miércoles, agosto 27, 2014

NOTICIA 1380ª DESDE EL BAR: EL CALOR DE LAS FIESTAS


Lo dije hace poco, una metereóloga de televisión dijo hace unas semanas que aunque creamos que este verano es anómalo porque en general es fresco, en realidad las temperaturas que hacen son las que deberían hacer normalmente cada verano si seguimos el registro histórico de temperaturas. El hombre del tiempo de otro canal de televisión, el de Antena 3, Roberto Brasero, dijo sin embargo que este verano era inusual. Está claro que son dos interpretaciones contrarias, sin embargo me parece que las dos son ciertas.

El verano en general fresco que vivimos es inusual si nos fijamos sólo en las temperaturas de los últimos quince o veinte años, donde lo que ha prevalecido es un calor muy alto ayudado por olas de calor que venían del desierto del Sahara, y además especialmente secos, con sequías enormes que sólo daban treguas estivales cada cinco o seis años. Cualquiera que tenga veinte años de edad o que haya venido a España en esas fechas, diría y juraría que eso es lo normal. Sin embargo eso no es así. Comentaré primero un tópico de nuestras fiestas alcalaínas, en la última semana de agosto, normalmente por las noches debías vestir pantalón largo y chaqueta, pues a determinadas horas hacía bastante frío. Hace unos años que esto no es especialmente necesario. Y es que en los últimos cincuenta años, según estudios internacionales, la temperatura ha subido 0'60 grados centígrados (0'60º), que no es poco. Pero veámos qué ha ocurrido en concreto en España.

Según el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino la temperatura media anual española había sufrido un aumento de 0'20º entre los años 1971 y 2000; y entre 1981 y 2010 hubo otro aumento de 0'46º. De hecho, entre 1945 y 1981 en Madrid las temperaturas máximas absolutas, que se han solido dar en la primera quincena de agosto, han solido ser de 37º y 38º, abundando incluso la circunstancia de que las máximas de 35º y 36º han sido habituales en esas fechas a lo largo de varios años. Es de señalar en ese periodo la anomalía de los 40'2º del año 1945, algo tan raro en esos años que me hace preguntarme si el hecho tuvo relación con la explosión de las dos bombas nucleares en Japón, más las bombas convencionales en el resto del mundo. Es algo que seguro ya estará estudiado en algún lugar. De 1981 a 1990 la temperatura máxima que más se dio fue la de los 38º, y esos son los que yo recuerdo de mi infancia. De 1991 al año 2000 las temperaturas máximas que más se repitieron ya habían subido a un promedio oscilante de 38º a 39º, habiendo dos años seguidos que fueron 37º, y otros dos de esos años, 1993 y 1995, que se llegó a los 40'6º, cosa que no ocurría desde el año 1951, que se tuvo de máxima 40º justos. Desde el año 2001 al 2012 las máximas más frecuentes han estado entre los 39º y los 40º, y cuando han sido 38º en realidad han sido cercanas a los 39º, (por ejemplo, 38'8º en 2001 y en 2002), y lo que es peor, tanto en 2003 como en 2012 se pasaron los 40º aproximándose a los 41º. Se puede consultar por aquí. Así que lleva razón la meteoróloga que dijo que el verano fresco y con lluvias de este 2014 nos puede parecer raro, pero en realidad es como debieran ser las temperaturas si no estuvieramos sufriendo el desastre ecológico del calentamiento global del planeta.

En todo caso, yo firmaría por tener otro verano como este el año que viene, a pesar de que hay días como estos tres últimos días en los que el calor está apretando más, y es que la cosa es que anómalamente, y esto sí es anómalo, el día más caluroso del año se ha dado hace un par de días, en la segunda quincena de agosto, y no en la primera. 

Como sea, estamos en fiestas y uno se entretiene con el pregón, viendo la charanga de gigantes y cabezudos, visitando la iglesia y monasterio de San Bernardo, o popularmente: de las Bernardas, viendo la carrera de varas castellanas, el torneo de mus, acudiendo a alguna caseta a visitar a algún amigo o a firmar por un referendum Monarquía-República, a participar de algún reparto de comida a cambio de donativos con fines benéficos, a ver y reencontrarse con muchas caras amigas y conocidas tomando algo... Esta misma noche, fuera del programa oficial, se celebrará en la Sala Egoist un festival de música reggae de mano de Tuff Kaya, en el centro comercial El Val, en la calle Zaragoza, y mañana en la terraza de al lado del campo de fútbol del Real Sociedad Deportiva Alcalá, en el Paseo del Val, otro de flamenco puro de parte de El Carbonilla, los Jardineros en la calle Andrés Saborit comenzarán un festival propio de rock autóctono, y Los Pichis en su sede harán lo mismo. 

Además, aparte, estos dos últimos días me he estado acercando al Archivo Municipal de Alcalá de Henares (AMAH), allí he podido ver que hay una exposición gratuita de objetos y documentos históricos de la ciudad, tales como los tornillos y pernios para montar el patíbulo del siglo XIX, la máscara mortuoria de Manuel Azaña, el documento que nombra ciudad a Alcalá de Henares por orden de Carlos II, unas banderillas de toros que se usaron en el 300 aniversario de la muerte de Cervantes en el siglo XX, una pluma de metal rota de la estatua de Miguel de Cervantes en la Plaza de Cervantes, inaugurada en 1877, la cartera e insignias de guardia del distrito centro de la ciudad entre finales del siglo XIX y la década de 1930, etcétera. 

El calor de las fiestas, que da muchas manos abiertas, la cosa es saber verlas. Saludos y que la cerveza os acompañe.

jueves, agosto 21, 2014

NOTICIA 1379ª DESDE EL BAR: EN DEFENSA DE LOS FUEGOS ARTIFICIALES

Pues otro año más estamos a las puertas de las fiestas y ferias de San Bartolomé, que son las fiestas grandes de Alcalá de Henares. Para los que directamente quieran saber la programación lo mejor es remitirles por esta puerta de color a La Calle Mayor. En teoría las fiestas este año van del sábado 23 al sábado 30 de agosto, pero en la realidad el viernes 22 ya se puede disfrutar algunas cosas de las ferias y el domingo 31 todavía hay programados dos actos taurinos y uno más infantil. Es más, sin estar en fiestas, desde ayer miércoles se han cortado las calles y plazas del centro de la ciudad, impidiendo el tráfico, molestando los desplazamientos en vehículo, dificultando el paso o impidiéndolo a las personas más mayores o discapacitadas, etcétera. La cosa es que este año vuelven a repetir por segunda vez la llamada "feria de día", la cual es una invención del alcalde Javier Bello (PP) y que consiste en usar una vez más una excusa de fiesta para poner un montón de puestos de comida que poco o nada, más bien nada, tienen que ver con lo que estas fiestas han sido, pero se hace a mayor gloria de los empresarios de hosteleria que, para quien no lo sepa, no tienen porqué ser de la ciudad siquiera. Algo que además es un modelo de fiesta que puede matar a la ciudad, cosa que ya analicé el año pasado, cuando se pusieron en práctica (Noticia 1241ª), pues va muy en consonancia con ir eliminando la esencia del ser alcalaíno para ir transformándonos en un parque temático turístico sin nada que ofrecer más que precios, cosa que ya volvi a comentar hace poco, en la Noticia 1375ª o también en la Noticia 1374ª. No es amar la ciudad, es amar al dinero, y eso no puede traer algo bueno a medio y largo plazo. 

Las ferias y fiestas de San Bartolomé en Alcalá de Henares han sido siempre comentadas en esta bitácora. Buscando en los meses de agosto y comienzos de septiembre de cada año se pueden encontrar y leer. Yo no soy contrario a ellas. Considero que lo mejor de estas fiestas es precisamente que para los que somos de aquí sirven porque siempre son fechas de reencuentro con amigos y familiares, en mi caso más con amigos. Y eso es fabuloso. Las fiestas no son tanto sus programaciones, que son siempre objeto de crítica, sino su potencialidad y capacidad de lograr momentos que en otras épocas del año no se dan. Además, como vengo escribiendo desde las fiestas de 2006, tienen  un efecto psicológico particular por su ubicación mediante el cual los alcalaínos en general solemos relacionar nuestos festejos grandes con el final del verano y en algunos casos como una especie de fin de año. Donde hablaba de todas estas cosas, por poner un ejemplo de todos estos años, es en las fiestas de 2012. La cuestión es que además nuestras fiestas dieron comienzo en el año 1184 (siglo XII), y son unas de las más antiguas de España. Fueron confirmadas y ampliadas en los siglos XIII y XIV. Eran fiestas ganaderas en los viajes de la mesta y de la venta de productos de ganado, y eran las más importantes del Reino de Castilla mientras no estaban las otras muy afamadas de Burgos, Valladolid y demás. Su larga duración de diez días, ahora un poco menos ofialmente, extraoficialmente sigue así, es única en la Comunidad de Madrid, y que se haga participar de ella a toda la ciudad es algo característico. Mucha gente de fuera de Alcalá de Henares viene precisamente por todo esto, no sólo los propios alcalaínos. Esta tradición cultural se ha ido adaptando a lo largo de los siglos, pero ha continuado ininterrumpida. Ni siquiera las guerras civiles las pararon. Es cierto que algunos vecinos se quejan de la duración, pero son estas cosas las que nos dan nuestra identidad y nuestra cultura, y no invenciones de hace menos de cinco años. Hay que ponerse en valor. Otras fiestas de España tienen orígenes similares y no se plantean ni eliminarse ni reducirse, como por ejemplo los San Fermines de Pamplona, que son del siglo XIV, o las Fallas de Valencia, que son del siglo XVIII. Podemos hablar de adaptarnos a los tiempos, pero hay que conservar las esencias culturales, las tradiciones que nos hacen decir somos alcalaínos y hacemos esto. De esto hablé también ya en 2011.

Es difícil no decir las mismas cosas que otros años, fuera de las críticas positivas o negativas que cada año contraen en sí mismos. Así por ejemplo, visto el programa de este año estaría por decir que lo mejor probablemente serán los eventos fuera de programa oficial que hacen las peñas y los bares de la ciudad, conciertos como los que se hicieron el año pasado 2013, aunque este año traigan otros diferentes. Los conciertos oficiales de la programación me son nada interesantes, y hable con quien hable todos dicen lo mismo: los artistas elegidos es la peor selección en su conjunto total que a alguien se le haya podido ocurrir. Se podría salvar Loquillo, pero los precios son demasiado elevados. Entre esto y la llamada "feria de día", tiene pinta de que son fiestas pensadas una vez más para los que tienen dinero, alejándose mucho de aquello que yo decía en 2006, 2007, 2008, 2009, 2010 sobre aquellos pequeños eventos gratuitos que iban por la ciudad de modo improvisado como por ejemplo un año el grupo Alamedadosoulna, un hombre que montaba un cine mudo, un grupo de jazz itinerante, titiriteros infantiles itinerantes, etcétera. Los últimos años las fiestas grandes han ido a algo peor en su programación, es cierto, a pesar de que se diga que se hacen para todos, la verdad es que se hacen principalmente para niños y personas mayores, los que estamos en medio no tenemos ya grandes alicientes, salvo reencontrarnos y participar de los eventos paralelos a los oficiales. No es muy justo, porque además desde el año pasado, desde Javier Bello como alcalde, parece además que hay que sumarle que las fiestas parecen diseñadas para los que tienen dinero, todos los demás estamos excluidos y de las fiestas sólo tenemos derecho a sufrir su ruido y sus cortes de calles.

Además, desde el año pasado, como ya se comentó, se recuperaron los actos de tauromaquia en estos festejos, sin consulta alguna a los ciudadanos. Se creó una gran polémica que se amplió acerca de quiénes asumen realmente los costes de estos actos que aman algunos y causan rechazo a otros por cuanto a maltrato y asesinato de toros concierne. Muchos, yo incluido, creímos que se recuperaron porque fundamentalmente Javier Bello es seguidor de la tauromaquia. Los encierros y corridas de toros eran algo que estaban en las fiestas alcalaínas desde hace siglos, es innegable, yo mismo de niño en los años 1980 los vi. Pero se anularon hace más de diez o quince años por consenso institucional. Su restauración es por ello polémica, pues parece responder a unas necesidades empresariales concretas y a unas preferencias de partido político sin consenso con el resto de grupos políticos y sociales de la ciudad. Así que este es el segundo año que vuelven encierros y corridas de toros desde su restauración. Ahora bien, hay que decir algunos apuntes de Historia sobre este tipo de festejos en Alcalá de Henares. No siempre gozaron del gusto de los habitantes como se ha querido convencer a los ciudadanos desde el año pasado para defender su celebración. La Universidad de Alcalá de Henares, por ejemplo, consideraba a los encierros y corridas un atraso cultural y un entretenimiento mundano para los estudiantes, por lo que ellos a lo largo del siglo XVII, que se sepa al menos en ese siglo, muchas veces se negaron a que se colocaran tablas y asientos para celebrar encierros en la calle que va de la actual Plaza de Cervantes a la Plaza de San Ildefonso, pues esa calle era de la Universidad misma. Igualmente ocurrió cuando se celebró el doctorado de la primera mujer que lo obtuvo en España, Isidra de Guzmán, ya en el siglo XVIII. Nos lo cuenta por ejemplo el historiador Portilla, de esa misma época. Durante la Guerra de Sucesión (1700-1715) Alcalá de Henares, que en principio apoyó al candidato al trono de los Austria y después abrió sus puertas al Borbón, cuando entró Felipe V en ella, y luego cuando ganó la guerra y volvió, le quiso celebrar unas grandes corridas de toros, se tuvieron que suspender porque el nuevo rey consideraba que aquello era un acto de crueldad con los animales. Volvió a ocurrir algo similar con Alfonso XII, por lo que la ciudad fue anulando todos los actos taurinos de esas ocasiones. Podemos considerar que de todos estos casos los únicos que se podrían adjudicar a alcalaínos son los del rechazo de la propia Universidad de Alcalá de Henares y su comunidad de universitarios (que eran más de la mitad de la población), pero a eso sumésele este último periodo de los años 1990-2000. Todo esto está muy por encima, y está sujeto, por supuesto, a investigaciones sobre qué opinaba el general de toda la gente en realidad. En todo caso, en un primer momento se podría decir que si bien la tauromaquia está en los orígenes de nuestras festejos, pareciera que desde el comienzo de la Edad Moderna en el siglo XVI también está unido a que produce una división de la sociedad acerca de si se debe o no celebrar, a pesar de que en conjunto se ha permitido más veces celebrarlo que no celebrarlo. Lo que si parece una osadía que se debiera corregir, aunque me temo que nadie lo hará, es que nuestra plaza de toros se llame "La Estudiantil", por los motivos ya citados.

En 2010 el Partido Popular, con Bartolomé González de alcalde, optó por otra decisión polémica. Lo que más gustaba y mejor recuerdo guarda en todos los alcalaínos fue anulado, los fuegos artificiales de la clausura. La razón era la crisis económica y la necesidad de ahorrar dinero. Hubo muchas quejas. La razón demostró ser un tanto falsa cuando para la cabalgata de Reyes Magos de enero de 2011 el mismo alcalde no tuvo reparo en lanzar una serie de fuegos artificiales muy ostentosos a pesar de que en esa fiesta Alcalá de Henares jamás había disparado alguno. La posible respuesta: había elecciones municipales y autonómicas en mayo de 2011, así que las razones económicas destapaban así otras presuntas razones más bien electoralistas con una práctica un tanto de cacique. En el verano de 2011 las fiestas volvieron a ser privadas de sus fuegos artificiales, las había diseñado Bartolomé González de nuevo, aunque había dimitido, por lo que lo dejó en manos de Javier Bello como su sustituto de partido político como alcalde. El nuevo alcalde en 2012 mantuvo la supresión de los fuegos artificiales pese a las quejas ciudadanas, que daban como solución o bien la disminución de días para ahorrar en lugar de quitar los fuegos, o bien daban como solución eliminar la contratación de determinados artistas cuyo interés de los ciudadanos en ellos era además nulo. El año pasado, 2013, Javier Bello volvió a eliminar los fuegos artificiales e introdujo la tauromaquia. La gente se quejó de que se eliminen con la excusa de la crisis económica los fuegos artificiales y sin embargo se celebren encierros y corridas de toros. El equipo de gobierno dijo que la tauromaquia corría a cargo económico del dueño de la plaza de toros, aunque realmente eso no queda claro, pues los sueldos extraordinarios de los funcionarios tipo policias o instaladores de los medios para poder realizar las corridas, o también de los limpiadores municipales, corren a cargo de la ciudad. Entonces Javier Bello y sus simpatizantes dieron por razón que los toros eran tradicionales en Alcalá de Henares, a pesar de que ya he explicado que eso no es tanto así, y que media ciudad los rechazaba e impedía el uso de sus calles para ese fin, mientras que los fuegos artificiales eran algo demasiado nuevo, como mucho de veinte o treinta años atrás. Era y es mentira. Los fuegos artificiales están en la esencia cultural de Alcalá de Henares desde hace siglos, pero el desconocimientos de la Historia hace que se vendan falsedades verosímiles, repito: que se venda lo verosímil y no la verdad.

El historiador Portilla, el también historiador Esteban Azaña, y otros historiadores que han escrito sobre la Historia de Alcalá de Henares, nos dan notables noticias de numerosos fuegos artificiales desde... ¡el siglo XVI! Y es que la Universidad puede que no fuera aficionada a la tauromaquia, pero sí le gustaba mucho que sus festejos tuvieran fuegos artificiales, algunos tan famosos que... ¡venían los Reyes Austria a verlos en persona! Así por ejemplo, una persona muy famosa en la cultura popular alcalaína en su día y que pronto lo sería de todo el mundo, fue Diego García de Vargas, "Torija". Vivió entre el siglo XVII y el XVIII. Había nacido en Alcalá de Henares, se formó aquí y optó por hacerse polvorista, pero no polvorista bélico ni de obras públicas, si no lo que hoy día llamaríamos un artificiero, alguien cuya profesión es hacer fuegos artificiales. Obtuvo tanto reconocimiento público que incluso le premió la Universidad de Salamanca. Participaba comúnmente en las celebraciones de Alcalá de Henares. De estas intervenciones en la ciudad destaca los fuegos artificiales que realizó con motivo de la canonización de San Juan de Sahagún. De hecho obtuvo tanta fama que lo contrató Felipe V de Borbón como polvorista de Corte, y se le puede encontrar en documentos del Archivo Histórico Nacional. Solía ser el que hiciera fuegos artificiales para los eventos de los monarcas. En una de estas representó la batalla de Troya con un castillo pirotécnico de dimensiones tan grandes que su nombre se hizo aún más conocido por toda Europa occidental... Es nombrado incluso en obras literarias de la época. Además, era tan apasionado de su profesión que incluso inventó un medio por el cual reducía el tiempo de composición de sus cohetes. Otro caso de fuegos artificiales famoso en la Historia de Alcalá de Henares son los que vió en persona Felipe IV, en el siglo XVII, una vez que vino de incógnito a las fiestas de la ciudad y se descubrió a sí mismo llevado por lo mucho que le estaba gustando lo que veía. Otro ejemplo más de ese siglo está en las celebraciones en torno a Cisneros y sus restos. Otra referencia la volvemos a tener en la celebración del doctorado de Isidra de Guzmán, en el siglo XVIII, cuyo logro fue celebrado por la Universidad con el lanzamiento de cohetes artificiales. Otro ejemplo lo tenemos registrado en la proclamación de Carlos III como rey. Otro más con la proclamación de Alfonso XII en el siglo XIX. Algunos más en determinadas fiestas religiosas de canonizaciones. Y se intuye varios lanzamientos más en determinadas fiestas de festejo de la Universidad de Alcalá, como pudiera ser con Felipe II las celebraciones de la efemérides de la toma de Orán por Cisneros o los nombramientos de doctores, en general. 

Los razonamientos del año pasado de Javier Bello, su equipo y sus simpatizantes sobre que los fuegos artificiales no son tradicionales ni parte real de la cultura antigua de Alcalá de Henares están faltos de razones, y desprovistos de conocimiento de la Historia, de la Cultura y de las esencias de Alcalá de Henares. Pero como sea, este es el quinto año que la ciudad no tendrá fuegos artificiales en sus fiestas grandes. Un gran y grave error. Eran lo que mejor sabor de boca nos dejaban a todos y lo que no solían dar polémica alguna. 

Si bien tenemos noticias de siglos atrás de que se lanzaban desde las murallas del Palacio Arzobispal, y otras veces desde plazas con edificios de la Universidad, en estos años del reinado de Juan Carlos I (el de Felipe VI aún no los ha visto en la ciudad) se han venido lanzando desde esas mismas ubicaciones, pero también a veces desde el Parque de Sementales, la antigua Plaza de Toros ya desaparecida, la terraza del techo del centro comercial El Val, en la calle Zaragoza, o, lo más común, desde el interior de la popularmente conocida como antigua Universidad Laboral, hoy día Insitituto de Enseñanza Secundaria Antonio Machado, o bien desde la nueva Plaza de Toros "La Estudiantil". Pero lo dicho, llevamos cinco años que, con la excepción de la anomalía del Día de Reyes Magos de enero de 2011, no se lanzan desde ningún sitio. Diego García de Vargas nos daría una colleja con su sombrero.

El cartel de ferias y fiestas de este año es el que os presento. Lo hizo Victoria García. Como sabéis es fruto de ganar un concurso anual de carteles de ferias, así que el resto de participantes se pueden ver durante las fiestas en el pasillo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alcalá de Henares. A mí particularmente este cartel no me convence. Lo siento por la autora, que si lee esto espero que no se lo tome a mal. Veo el juego que ha querido hacer entre "El Quijote" con el yelmo de Mambrino que es una bacina, los molinos de viento manchegos, una serie de líneas que pueden libreinterpretarse entre la lanza rota de Quijote y un reloj con sus manecillas, con lo que tiene de metafórico sobre el paso del tiempo, la perdurabilidad y la lucha contra el mismo tiempo, veo también el juego de figurar un ojo azul... Pero en fin, no me convence. No me gusta su tonalidad ocre y me parece cansado repetir una vez más a Cervantes-Quijote como si Alcalá no tuviera más. Por otro lado, no me inspira nada, no me motiva nada. Lo veo como demasiado preocupado por el diseño. Puede que los diseñadores digan que es perfecto, pero no tiene nada que me motive, o emocione, o evoque, o sugiera, no hay un punto de vista artístico que mueva al ser interior de uno hacia ninguna dirección. Por lo menos así lo percibo y recibo yo. Y lo siento, pero es así. Quizá es un cartel muy destinado a relacionar Alcalá de Henares-ferias-Quijote a un público que no es el alcalaíno (que en general ya está muy cansado de Cervantes y Quijote), sino a un público de fuera, lo que es seguir ahondando en lo que decíamos al comienzo: la perdida de nuestro ser auténtico para transformarnos en un parque temático, y es que, por otra parte, ese molino del cartel no deja de ser una noria de feria, ¿y qué es una feria sino un parque temático de entretenimiento? ¿Dónde está aquí el mensaje que al alcalaíno le hace sentir alcalaíno? No está.

Por cierto, un gran puntazo de estas fiestas locales de este año es intentar hacerse con un ejemplar en papel del programa de ferias imprimido por la revista "CambiHenares". Yo tengo tres programas en papel, el oficial del ayuntamiento, que este año para ahorrar en papel no han editado el saluda del alcalde ni el del concejal al cargo de los festejos, el del semanario Puerta de Madrid, y este de CambiHenares, revista semanal de anuncios clasificados de búsqueda de trabajo, compra-venta y demás. Os aseguro que os merecerá la pena tener el tercero. Contiene la misma programación que los otros, incluyendo el saluda del alcalde y algunos anuncios, pero han incluído una editorial de ellos mismos donde la redacción se ha despachado a gusto dando "ostias" a derecha y a izquierda en asuntos políticos. ¿Hablan de fiestas? No, más bien toda su editorial habla en esa página de corrupción, de ascenso de otras opciones políticas que no son las de los partidos mayoritarios, cita literalmente a Podemos, aunque no necesariamente a su favor, tampoco a su contra. Incluso llega a proponer la aplicación estricta de la justicia a los partidos políticos y la expulsión inmediata de cualquier cargo o puesto del Estado de todo aquel que sea corrupto. Me despido por hoy citando uno de los fragmentos de ese peculiar editorial en el programa de ferias 2014 de CambiHenares en cuanto a una necesidad de "urgente regeneración de la vida pública":

"(...) Hay una medida de efecto inmediato y que los ciudadanos verían como un gesto claro de que los partidos se han tomado en serio esto de limpiar la vida pública y que de verdad se han puesto a ello.

Expulsar del partido a los imputados en procesos de corrupción. (...) Además, los responsables de los organismos públicos afectados por conductas presuntamente ilegales de sus cargos o de otros políticos, deberán personarse en las causas abiertas o presentar las denuncias y querellas pertinentes en los juzgados. Sean los afectados del partido que sean. (...)".



martes, agosto 19, 2014

NOTICIA 1378ª DESDE EL BAR: O VUELVES A PAGAR UNA ANTENA O NO VERÁS LA TELEVISIÓN. TDT, ERES UN MONSTRUO RECAUDADOR

A estas alturas a nadie se le escapa que la televisión digital terrestre (TDT) en España es un gran fiasco. La televisión analógica, la que lo comenzó todo, empezó en nuestro país en 1956, a pesar de que en lugares como Estados Unidos de América llevaba funcionando desde los años 1930. Sólo había dos canales públicos de televisión. Terminada la dictadura militar en 1975, fue posible tener un tercer canal público a partir del periodo 1982-1983, se trataba de un canal público de carácter autonómico. Esto evolucionó a la posibilidad de tener un segundo canal autonómico e incluso canales locales aquellos municipios con un determinado número de habitantes. El gobierno socialista de Felipe González permitió a partir de 1988 la introducción de canales de televisión privados, que comenzaron a emitir desde 1989, fueron tres los iniciales. El gobierno del Partido Popular de José María Aznar hizo la ley que permitia crear un nuevo tipo de televisión en España, la digital, a partir de 1999. El primer canal digital empezó a emitir en el año 2000. 

En principio se promocionó como algo que democratizaría la televisión, algo positivo para el ciudadano, algo que podría interrelacionar con Internet, que podria dar contenidos adicionales como la selección de idiomas o la selección de diferentes planos en los programas, que lograría que el espectador participara de la elección de aquello que quería ver, que hiciera que además se pudiera participar de los concursos televisivos de una manera más ágil y fácil, etcétera. Pero había un problema, para ver este tipo de televisión el país no contaba aún con el tipo de infraestructura que necesitaba para emitir la señal digital, y los potenciales usuarios debían hacer desembolsos de dinero grandes que no estaban dispuestos a dar, menos aún cuando las señales no eran buenas, ni los canales tenían la calidad deseada, ni las comunidades de vecinos se ponían de acuerdo para instalar antenas de televisión digitales comunitarias. Así las cosas cuando, con excusa de que la Unión Europea deseaba que tuviéramos televisión digital en lugar de analógica, un nuevo gobierno socialdemócrata, el de Zapatero, hizo una serie de planes a partir de 2005 que poco a poco forzaban a los espectadores a tener televisión digital y no analógica. Ellos decían que era algo de libre elección, pero en la práctica en muchos sitios comenzaba a no ser así. Aún con todo la gran mayoría se resistía, asíque a lo largo de 2009 definitivamente nos obligaron a todos a pagar antenas nuevas y adaptadores televisivos, o bien a comprar televisores nuevos, pues en abril de 2010 se apagarían todas las emisiones en analógico para emitir sólo en digital. Quien no tuviera antenas y aparatos digitales no volverían a ver la televisión en España, ni siquiera la pública a pesar de que la pagase con sus impuestos. El gran negocio de todo aquello fue para los fabricantes de televisores, los antenistas y los fabricantes de adaptadores de emisiones de televisión, algunos, por cierto, muy deficitarios y altamente calentables hasta fundirse con gran rapidez, lo que obligaba a pagar otro adaptador nuevo o bien a desesperarse y comprar otro televisor a pesar de que el que tenías funcionaba perfectamente. Y sin embargo, de todo lo prometido de las bondades de la televisión digital, no se cumplió nada. Los canales funcionan como los analógicos, con la diferencia de que la gran mayoría son de total falta e inútil calidad e interés, y para rematar: no todos los países de la Unión Europea tienen realmente televisión digital, y de los que lo tienen no es normal que te obliguen a tener sólo ese tipo de televisión o mínimamente que te obliguen a tenerlo, en general, lo que hace que uno se pregunte si se usó a España como zona de experimento de a ver cuánto tragan los ciudadanos si se les toca su principal entretenimiento de parte del beneficio principalmente de empresarios del sector privado con ayuda de los gobiernos de los Estados. De todo esto ya hablé y analicé el 7 de julio de 2009, en la Noticia 646ª.

Al menos mi televisor capta ahora, en este agosto de 2014, ochenta y cuatro canales de televisión digital, de los que tan sólo uno es de previo pago, dedicado al fútbol. También capta otros dieciocho canales más, estos de radiofonía.  Más de la cuarta parte de esos canales de televisión están vacíos, emiten en negro, no tienen nada. Muchos más de otra cuarta parte son cadenas que se dedican a emitir a lo largo de todo el día programas de adivinadores del futuro, venta de productos por teléfono, líneas eróticas nocturnas y predicadores cristianos evangelistas (estos ocupan un gran número de canales). De los que emiten programación varios se dedican a emitir en HD (High Definition: Alta definición) lo mismo que emiten los canales que ya existían en analógico, los cuáles siguen existiendo en sus canales habituales con una calidad de emisión inferior, la cual es la misma que llevamos disfrutando desde hace muchas décadas sin problema alguno. Otros se dedican a emitir sin interrupción la repetición de capítulos de una misma serie de televisión en un bucle infinito, hasta la saciedad y el hartazgo, llegando a poder aprenderse el espectador los guiones completos de varias temporadas a la vez, tanto del diálogo, como de la actuación, como de los escenarios. Otros tienen una calidad de imagen propia de las grabaciones en cinta magnética de los años 1980 una vez que se han deteriorado por el uso y están llenos de fallos. Otros dedicados a las noticias comentadas son en realidad plataformas para lanzar todo tipo de mensajes antidemocráticos desde los valores más propios de la extrema derecha. Y en fin, son muy pocos los canales que, gusten o no sus emisiones, tienen realmente una calidad cuidada de cara al televidente. Menos de un cuarto de los canales disponibles, quizá tan sólo un quinto de ellos, o menos. No he hecho los cálculos.

Unos cuantos canales que la gente valoraba muy positivamente fueron apagados en la primavera de este 2014 por orden de los tribunales de justicia por haber infringido una serie de leyes que limitan el número de canales digitales que puede tener un mismo grupo empresarial de telecomunicaciones, y se dice que en otoño de este mismo 2014 cabe la posibilidad de que vuelva a ocurrir lo mismo acerca de otros tantos canales bastante bien valorados por las encuestas entre los espectadores. Previamente hubo unos pocos canales más que hubieron de cerrar bajo la excusa de no tener todos los telespectadores que deseaban los dueños de las empresas.

Así las cosas cuando desde finales del año pasado y en concreto desde este mes de agosto se nos va anunciando ya que hay nuevas leyes por las cuales a partir del 1 de enero de 2015 quien no haya vuelto a adaptar sus antenas de televisión a una nueva generación digital, dejará, otra vez, de dejar de ver la televisión. No le afectará ni a las viviendas individuales ni a las comunidades de vecinos pequeñas. La gran mayoría de las comunidades de vecnos deberán cambiar sus antenas, o sea: desembolsar más dinero. Los cálculos del gobierno es que será un gasto de 20 euros por casa, aunque con la experiencia real de 2009-2010 será probablemente mucho más. Esta vez la excusa es que la nueva generación de teléfonos móviles, la llamada 4G (4ª Generación), necesitará un ancho de banda tan grande para poder usarse sin problemas que necesitan de los canales que ahora mismo usa la TDT. Espero al menos que se aproveche la coyuntura para poder hacer una limpia, aunque sea mínima, de muchos de esos canales que están totalmente vacíos. A esto se une una ley ya vigente desde este año por la cual, y sin que haya pruebas concluyentes sobre la relación entre el cáncer y este tipo de antenas, una empresa de telecomunicaciones puede instalar antenas de repetición de señales en los tejados comunitarios tenga o no permiso de los vecinos. La democracia así entendida por el señor Mariano Rajoy y su Partido Popular nos brinda de nuevo, igual que en su día el Partido Socialista Obrero Español de Zapatero con este mismo tema, la opción única de tener que pagar sí o sí para acceder a canales de televisión o de radio públicos, y para ejercer más fácilmente, ya sea en esos canales o en otros, nuestro derecho y deber constitucional a la, y de, información. 

Da igual que uno no tenga ni la más mínima intención de usar un teléfono móvil 4G, aunque seguro que cuando pasen años los fabricantes nos los impongan de un modo u otro. Sé que eso no es razón para interrumpir el derecho a un bien general de la mayoría, pero la cosa es que no sabemos si eso será un bien general. Intuyo que pronto se expandirán en el uso por una gran mayoría, y les sea bueno o no, todos dirán que es fabuloso el 4G, aunque sólo sea por justificar el gasto del dinero en la compra de uno de estos móviles, o porque decir lo contrario pueda ser un estigma social en su grupo social. No dudo que con el tiempo la gran mayoría estará convencida y será defensora a ultranza de los 4G, cosa que incluso al que escribe pudiera sucederle, aunque el que escribe vaticine ya que eso en todo caso está muy lejos en el tiempo de ocurrir. Y dejo de hablar en tercera persona de mí al estilo de Julio César o Jean-Claude Van Damme para poder hacer el simil de aquellos otros siglos donde los ciudadanos estaban obligados a pagar impuestos por las cosas que portaban para su venta o trueque en cada municipio por el que pasaban, a pagar impuestos por el uso del puerto de montaña, del puerto de mar o de río, por determinados caminos, por vivir dentro de murallas, por ejercer una religión diferente a la oficial y demás. Sé que suena demagógico, pero no lo veo muy lejano, pues sencillamente a mí no me parece muy distante aquellos pagos obligados por el uso de cosas que, si bien podías optar por no usarlo, en realidad lo más seguro y común es que lo usaras. 

En fin, que el mundo gira.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

domingo, agosto 17, 2014

NOTICIA 1377ª DESDE EL BAR: PRENSA, ¿A DÓNDE VAS?

Al empezar la crisis económica a finales del verano de 2008 los periódicos impresos aún tenían en los anuncios clasificados una sección muy amplia dedicada a la oferta y demanda de empleo. Como mis empleos han sido siempre temporales era una sección muy consultada por mí. En algún momento de 2009 o de 2010 esta sección fue menguando, apenas se publicaban en papel ofertas de empleo, ganaban terreno las columnas donde se demandaba empleo. Pero también la demanda fue desapareciendo poco a poco, hasta el punto que en la mayor parte de los periódicos de tirada nacional lo que antes ocupaba dos hojas pasó poco a poco a ocupar una columna, luego media y después apenas unas líneas, ahora a veces directamente no está en muchas ocasiones. Los periódicos dijeron que habían mandado esas ofertas a sus páginas de Internet, pero lo cierto es que simplemente los contratantes habían optado por no publicar sus ofertas en papel, aparte de que fueron desapareciendo los puestos de trabajo y su necesidad. No obstante los anuncios clasificados no disminuyeron en hojas, siguieron ocupando la misma cantidad de hojas, las dos páginas o la página y media que ocupaban las ofertas de trabajo las pasaron a ocupar una gran cantidad de anuncios de líneas de teléfono eróticas y de servicios de prostitución bajo nombre de "Relax" o "Masajes". 

De entre mis amigos y familiares fui el primero en darme cuenta de estos cambios en la prensa. En general, aunque algunos padecíamos el desempleo de una manera brutal, aunque menos brutal que en este periodo 2013-2014, la gente en general se comenzó a dar cuenta de la crisis económica por sufrirla en sus carnes a partir de 2010. Podría contar muchas anécdotas y conversaciones que tuve a lo largo de 2009 con mucha gente que con prepotencia negaba algunas cosas e incluso te miraba y hablaba como si uno fuera el culpable de su situación, gente que en poco tiempo iba a ir al paro e iba a dejar de tener ingresos en unos cuantos meses más en los que no encontraron trabajo, pero no voy a hacer sangre de eso. Ahora esas personas no dicen las cosas que decían en 2009, ahora entienden algo mejor lo que es el paro. 

Un periódico que se resistió a publicar anuncios de prostitución fue Público. La paulatina desaparición de los anuncios de ofertas de empleo también en sus páginas, unida a la desaparición de publicistas nada más ganar las elecciones el Partido Popular a finales de 2011, hizo que este periódico desapareciera de los puntos de venta y pasara a ser únicamente electrónico. De él se podría decir que sirvió de base para que naciera El Diario. Otro periódico en papel y en electrónico que se ha negado a publicar anuncios de prostitución es Diagonal, claro que en general no publican ningún tipo de anuncio clasificado. Pero centrándonos en la desaparición de anuncios de empleo en la prensa de papel, el primer periódico que en silencio fue haciendo esto fue El País. Las páginas de prostitución fueron ganando el espacio que dejaba hueco las ofertas de empleo, hasta el punto que lo normal ahora en 2014 es que cuando compras esta prensa no haya sección de oferta de empleo, que como mucho exista un único anuncio de demanda y que las páginas de "Rélax" ocupen el doble de espacio que en 2008. Soy un enorme consumidor de prensa de todo tipo de tendencias políticas. Sé así que por ejemplo El Mundo y ABC fueron de los que más se han resistido a hacer desaparecer los clasificados de oferta de empleo, dándose el caso que muy habitualmente, aunque muy reducido, ellos aún las mantienen de vez en cuando. De todo esto no se escapan tampoco La Razón o La Vanguardia y otras cabeceras.

También desde el 2010, o tal vez desde el 2011, El País decidió eliminar de sus domingos el suplemento dedicado a los niños llamado Pequeño País. Allí había muchos cómics por entregas, pasatiempos y artículos pedagógicos para infantes. Sin embargo, su calidad hacía que muchas de sus historietas también pudieran ser consumidas por adultos. La razón, independientemente de la oficial, es la crisis económica, el abaratamiento de costos de producción del periódico, a pesar de que los precios de El País han ido en aumento desde aquel 2008 a este 2014, en el que que comprar la prensa en fin de semana parece un lujo reservado. Ahora esta cabecera incluye en sus suplemento de la revista de los domingos, El País Semanal, un cómic de dos páginas que cuenta muy habitualmente con el prestigioso premio nacional de cómic Paco Roca. De esta manera recuperan los cómics, pero no para niños, sólo para adultos. Las historias cotidianas de la vida adulta de Paco Roca y su estilo realista poco o nada interesan a cualquier niño. Qué tiempos tan lejanos y tan postura elitista desde aquel 2008. Otros periódicos con suplementos infantiles similares han hecho lo mismo o parecido. Aún recuerdo un periódico de corta vida llamado El Sol. Se editó entre 1990 y 1992. Su suplemento juvenil en cómic era el mejor de los que se hayan hecho nunca antes y después en España. Traía también un suplemento de libros muy interesantes. Murió en medio de la crisis de entonces, que se mezcló con los intereses empresariales de Silvio Berlusconi. 

Cuando nació el periodismo en el siglo XVII su función única era estrictamente dar noticias de la evolución de la Guerra de los Treinta Años a las diversas personas de las Cortes y del mundo de los negocios. Con el siglo XVIII la idea seguía siendo la misma, pero le añadieron noticias que hoy llamaríamos de prensa rosa, y publicaciones por partes de reflexiones filosóficas o también entregas literarias de obras que luego pasaron a ser libros. En el siglo XIX la prensa conservó y potenció todo esto. Pero además el XIX trajo por innovación la prensa de partido político y la prensa obrera. Ahora la importancia de la prensa estaba también en poder analizar las noticias desde las diferentes ópticas ideológicas de las redacciones, así como poder crear artículos de opinión, reflexiones, publicación de resoluciones asamblearias y políticas y demás. Sólo al final del siglo XIX hubo otra innovación: el amarillismo, o en otras palabras, la prensa dedicada a exagerar noticias, buscar el morbo, exaltar a los lectores o incluso inventarse noticias o sobredimensionar acontecimientos que en realidad no eran tan importantes. El motivo del nacimiento del amarillismo fue la Guerra Hispano-Norteamericana de 1898. Fue en la segunda mitad del siglo XIX que la prensa introdujo en sus páginas viñetas de cómic de manera periódica, pues ya antes las hubo desde el XVIII de manera puntual y actualmente en debate sobre si son cómic o previos al cómic. Lo cierto es que esas viñetas se hicieron habituales para ganarse a los "lectores" que no sabían leer. Con los dibujos les mandaban un mensaje mientras un miembro de su sindicato, asamblea, partido, familia o taller solía leer las noticias a los compañeros analfabetos. Uno de nuestros viñetistas más populares de la época fue el hermano del escritor Gustavo Adolfo Bécquer, Valeriano Domínguez Bécquer, quien por cierto llegó a pintar a Isabel II, a su esposo y a otros miembros de la Corte en poses satíricas y de contenido sexual directamente pornográfico al más puro estilo siglo XXI. El siglo XX nació en prensa con toda esta herencia y sumó a la prensa cultural la prensa estrictamente de cine, la de deportes, la de música, etcétera. Los anuncios clasificados, existiendo ya en el siglo XIX, son principalmente más propios del XX. Los empresarios buscaban trabajadores en la prensa, las trabajadoras buscaban trabajos ofreciéndose por ejemplo para cuidar niños o coser, también existían las necrológicas, las ventas de cosas usadas y otras secciones similares Las dos guerras mundiales introdujeron algunos cambios y desde la mitad del siglo XX, pero sobre todo desde el fin de la Guerra Fría en 1991, la prensa evoluciona de un modo que está demasiado íntimamente unida a intereses económicos de grandes empresarios o grupos empresariales, que ya no tanto a intereses políticos, aunque también y en algunos casos mucho, quizá porque en estos tiempos política y empresarios se confunden y mezclan demasiado. Ahora mismo en este siglo XXI se están viviendo varias revoluciones a la vez en el mundo de la prensa, y no es mi interés analizarlos ahora, aunque sí dejo anotado la dicotomía entre prensa profesional y prensa ejercida por ciudadanos comunes con o sin estudios periodísticos, así como que parece que se ha vuelto a avivar una pugna entre prensa de noticias y prensa de análisis y opinión, o también otra especie de pugna entre la prensa de lo inmediato y la prensa del reportaje, u otra entre la de los largos escritos y la que hace prevalecer la imagen.

Como sea, como asiduo lector de todo tipo de prensa, hace tiempo que ya no me paro en clasificados. Allí ya no hay ofertas de empleo, y la cartelera de cine es como leer algo que no se puede tocar, pues no hay dinero para salir a ningún sitio. Quizá por eso algunos periódicos de tirada nacional últimamente publican secciones de cocina que parecen ideales si tu presupuesto tiene ingresos de dos mil euros al mes, o bien publican destinos vacacionales del tipo viajes alrededor del mundo, o porque por ejemplo en el semanal El Pais de los Negocios se ven unas pocas ofertas de trabajo para ser directores de departamentos de empresas. ¿La prensa actual languidece? ¿Y no será porque sus líneas editoriales se están alejando de aquellos grupos sociales que las encumbraron en el siglo XIX: las clases trabajadoras? Hay que tener en cuenta que aquí el fenómeno nace para las elites sociales en el siglo XVII y el XVIII, es en el XIX donde la prensa se expande y es gracias en principio a las clases medias y posteriormente gracias a las clases trabajadoras. La prensa fue el gran medio de expresión de las gentes sencillas. De ahí que la libertad de prensa y la libertad de expresión fueran su principal caballo de batalla. Con el siglo XX esto se asienta y se reafirma. ¿Qué está ocurriendo en este siglo XXI? ¿Alguien se olvida de su origen?

Saludos y que la cerveza os acompañe.