domingo, octubre 19, 2014

NOTICIA 1399ª DESDE EL BAR: DAME UNA FRASE Y TE DARÉ UN MUNDO



DAME UNA FRASE Y TE DARÉ UN MUNDO


-¿Javier Gil?

-Sí, yo soy.

-Me lo imaginaba más pequeño.

-Pues ya ve que no. Podría tirar de un carro cargado yo sólo.

-Está bien, sígame, pequeño Javito.

Los dos hombres atravesaron el pasillo de la pintura gris en las paredes y las manchas de tabaco en el suelo. La gente de aquel lugar fumaba tanto que una ligera nube de humo cubría los espacios como si fuera una niebla. Las ventanas estaban cerradas. Llovía ligeramente. Afuera los campos verdes olerían a hierba húmeda. Pero eran campos de rugby, nada que ver con los campos de trigo de la meseta castellana. Eran campos de rugby anglosajones que cultivaban hombres altos y fornidos con balones oblongos en las manos, altos y fornidos como el propio Javier Gil, que había sido forjado por el arado y los cultivos, su carne morena tostada por el sol y curtida por otra lluvia, muy lejana de aquel lugar.

Al fondo del pasillo había una única puerta de madera con una pequeña cristalera que no dejaba ver nítidamente el interior, pero dentro de aquella nueva habitación había un despacho iluminado cuya atención central era una gran mesa de madera llena de papeles tras la que se sentaba un hombre obeso de ojos pequeños y un fino bigote negro. Su bombín y su gabardina estaban en un perchero muy por detrás de él. Una secretaria joven y rubia, de cuerpo más bien breve, con una cintura que Javier Gil hubiera podido abarcar con una mano, se sentaba en uno de los lados de aquel lugar, como si no quisiera molestar ni ser percibida, como si fuera un mueble más con su máquina de escribir. El hombre que le acompañó cerró la puerta tras de sí volviendo a su puesto original, abandonando al joven Javier Gil ante aquel hombre a punto de entrar en los años de su otoño más invernal.

-O sea que usted es Javier Gil.

-Sí, yo soy, buenos días.

-Buenos días. Siéntese por favor.

Javier Gil se sentó frente al hombre.

-Llámeme Q –sacó unos papeles y una pluma y se los dejó extendido frente a él-. Firme debajo de donde dice 19 de octubre de 1914.

Javier Gil firmó sin hacer ninguna pregunta. Ya sabía lo que contenía aquel documento. La secretaria se levantó de su sitio casi sin ruido. Le recogió los papeles nada más terminar la rúbrica y los metió en una carpeta que se llevó consigo de nuevo a su puesto junto a la máquina de escribir. Q miró a Javier Gil lentamente antes de volver a romper el silencio.

-Europa se desangra y Barcelona es el gatillo.

Javier Gil escuchaba atentamente.

-Ahora usted es de los nuestros. Su lealtad está con su Graciosa Majestad Jorge V. Seguirá siendo un súbdito español, pero su lealtad está con el Reino Unido. ¿Lo entiende?

-Sí.

-Alfonso XIII es neutral, pero nos preocupa su germanofilia. Afortunadamente muchos compatriotas suyos son aliadófilos. Sabemos que en Barcelona existe un tráfico abundante de alemanes y austriacos. Hombres y mujeres de turismo que esconden oscuras intenciones en realidad –el hombre gordo que se hacía llamar Q sacó un puro de una cajita de madera tallada, le quitó la vitola y le cortó un extremo sin parar de observar a Javier Gil, tras un breve silencio le ofreció la caja, Javier Gil rehusó-. Fume –le ordenó.

Javier Gil cogió uno de aquellos cigarrillos puros. Lo encendió con un elegante encendedor que le pasó Q.

-Son habanos –dijo Q soltando una voluta enorme de humo-. ¿Le gusta Cuba? Cuba fue de ustedes. Podemos conseguirle una mansión allí si todo sale bien cuando acabe toda esta guerra. Y si nos complace su trabajo, por supuesto.

Javier Gil tenía ganas de toser con el humo del puro pasando por su garganta, pero se contuvo. Su mueca le delató, Q ignoró aquello.

-¿Puedo tutearle, señor Gil?

Javier Gil asintió con la cabeza.

-Cuba es un buen lugar que bien vale una lealtad. Dame una frase y te daré un mundo.

-Sí, lo haré.

-¿El qué harás?

-Conoceré al empresario alemán que me han dicho y lo mataré como si fuera un crimen común. Lo mataré con estas manos –dijo Javier Gil mientras enseñaba sus enormes manos que podrían haber abarcado un coco entero-. No habrá problema.

Q sonrió.

-Nosotros nunca te hemos dicho nada.

-Sí.

-Pareces buen chico. Quizá esta guerra sea lo mejor que te haya pasado.

-Una guerra nunca es buena.

-Cierto, pero nosotros somos otra clase de hombres.

Javier Gil estrujó el cigarrillo puro en el cenicero y permaneció callado. Los hombres eran hombres, ante la guerra sólo sabía que ninguno quería morir, ni que mataran a sus padres y hermanos, que ninguno deseaba que violaran a su esposa ni a su novia, ninguno deseaba vivir con la muerte al lado a cada momento, ni tampoco quería ninguno perder su casa o sus campos.

-Piensas –dijo Q-, pero ya tienes tu misión.

-Sí.

-Esperamos mucho de usted. Miles de jóvenes están muriendo en Francia. Los campos se están llenando de sus entrañas. Con una sola muerte, la que tiene usted encomendada, puede usted ayudar a parar esto. Miles de jóvenes tienen su futuro en sus mano, Javier. No les traicione. Cumpla con su deber. Puede irse.

Javier Gil se levantó y cerró la puerta al salir de nuevo al pasillo. Q se quedó con su secretaria y las volutas de humo. El pasillo gris y estrecho como un nicho estaba vacío. El primer hombre estaba al otro extremo. La ventana que daba al campo de rugby mostraba la llegada de los primeros jugadores. Unos jóvenes con uniformes amarillos de franjas negras y cascos de cuero. Se quedó mirándoles un rato. Algunos jóvenes bromeaban entre ellos mientras los organizaba el árbitro. Al fin salieron del campo de juego los que debían esperar su salida en el banquillo. Se colocaron un equipo frente a otro, el silbato sonó y ambos equipos chocaron entre sí. Forcejeaban entre ellos con empujones violentos mientras un lateral recibió de improviso el balón por los aires. Corrió con él todo lo que pudo. Le derribaron dos jugadores contrarios, pronto fue aplastado por otros tantos. Parecía que le habían pisado el gemelo de una de sus piernas. Uno de aquellos tacos de metal de aquellas botas debió atravesarle nada más comenzar el partido. Casi se podía oír el sonido de dolor a través del cristal. Un alarido entre la llovizna y el barro, un alarido entre todos aquellos hombres en disputa, un alarido que ni el árbitro había podido evitar con sus normas, aún con todo el partido recién empezado no podía terminar, uno de aquellos chicos del banquillo salió para sustituir al chico que se llevaban en camilla. La guerra por el balón oblongo prosiguió.

-Me deberás unos cuantos mundos, Q –murmuró Javier Gil mientras abandonaba el lugar para salir a aquella lluvia. 

Afuera se oían los alaridos sin final.

Por Daniel L.-Serrano “Canichu”
Alcalá de Henares, 19 de octubre de 2014. Publicado en Noticias de un Espía en el Bar, con motivo del 100 aniversario del comienzo de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

viernes, octubre 17, 2014

NOTICIA 1398ª DESDE EL BAR: Y LO DISTÓPICO ENTRÓ EN EL DICCIONARIO

La Real Academia de la Lengua ha estrenado ayer su nueva versión del Diccionario en colaboración con otras academias de la lengua española que no es la penínsular. Su "módico" precio es de 99 euros. La versión en Internet aún no está estrenada, pero prometen hacerlo pronto y con novedades en el modo de consultar. Las nuevas palabras han sido ya publicitadas por algunos medios de comunicación, como por ejemplo La Vanguardia. Han aprobado la regulación en castellano las palabras que ya se venían usando de algo como anisakis, birra como cerveza, blaugrana como forofo de fútbol de un equipo determinado, cortoplacista, chupi, dron, hacker, mileurista, bicicletería, batucada, cagaprisas y otras. Hace años aprobaron la palabra tráiler no sólo como parte de un camión, sino como anticipo publicitario de una película (lo que es totalmente irregular hoy día en castellano es decir teaser, como se está poniendo de moda y por mucho que haya quien vea una diferencia entre un término y otro, tráiler se venía usando por lo menos desde los años 1980), y esto lo planteo porque ahora también se ha incluido como parte del castellano otro anglicismo que venía usándose en España quizá desde los años 1970, backstage, y eso está muy bien. Afortunadamente para mi gusto no han aprobado autofoto, que es la palabra que se ha puesto de moda a raiz de los llamados selfies, término que se comenzó a usar en España este año cuando en la gala de los premios Oscar de cine una actriz se hizo uno con otros actores. En todo caso eso siempre será un autorretrato, pues una autofoto son todas las que hace uno mismo, independientemente de que salga un retrato o no, así lo entiendo yo dado el uso del prefijo auto-. 

Como sea, hoy en concreto la Real Academia de la Lengua ha cumplido trescientos años y ayer estrenaron el nuevo diccionario con un conjunto de palabras que creo que era muy necesario que se incluyeran como palabras reconocidas en su uso del habla castellana. Aunque algunas palabras raramente sabemos cuántas personas realmente las usan como para haberse ganado ese derecho, palabras como chop o como identikit o amigovio, que jamás la he oído y que en realidad se refiere a la palabra no reconocida por la Real Academia de follamigo o follamiga. Y en ocasiones anteriores ya nos habían dado sustos como esas recomendaciones para usar palabras del tipo yas para jazz, o bluyín para blue jeans. 

Hay una palabra nueva que llevaba usándose en España de modo tardío respecto al resto del mundo, pero que a fin de cuentas algunos sectores de la cultura la usaban ya desde los años 1980, y que se estaba generalizando desde lo años 1990. La sociedad, el mundo de la Cultura e Internet la tenían totalmente asumida e incluso definida por sí misma, mientras la Real Academia la había ignorado y ninguneado mientras aprobaba esas otras palabras que nadie sabe quién usa y que desde que las aprobaron tampoco nadie las ha oído usar. Hablo de una palabra con la que nació en buena parte esta bitácora, y a la que tanto le he dedicado tanto por estos lares como por otros: distopía.


¿Qué es una distopía? Para quien aún no lo sepa voy a realizar una autocita de cómo os lo definía yo en 2005, pues, para quien no lo sepa, yo trabajé en 2005 este fenómeno nacido propiamente dicho en la Literatura del siglo XX a través de Zamiatin, que es su padre y no George Orwell, como muchos por desconocimientos fragantes insisten. Lo trabajé cuando en España, aunque ahora estamos inundados de estos autores y este género, y ahora muchos dicen concoerlo, éramos pocos los que lo trabajábamos y de Zamiatin no sólo no se sabía en general, sino que llevaba descatalogado desde los años 1970, sólo teníamos ediciones de él de editoriales mexicanas. Y como veis hablo de diez años atrás. Yo escribía para decir qué era distopía: 

"Durante toda su existencia el ser humano ha soñado con mundos ideales donde podría alcanzar todo aquello que la existencia práctica de la realidad le niega. Desde mundos de inmortalidad, a mundos de felicidad y abundancia, o mundos sin diferencias sociales que degeneren en miserias, mundos donde todo le viene dado al hombre o mundos donde el hombre trabaja de modo armónico para tener todo lo que necesita para ser feliz, etcétera. Esos sueños han adoptado a veces formas religiosas, otras veces de mitos y otras de propuestas de nueva construcción de una sociedad por los propios hombres y no dado por fuerzas sobrenaturales. En este último caso nació lo que se conoce como utopía, o utopías, ya en tiempos antiguos. (...) Ya desde su comienzo en el siglo XIX los socialistas marxistas (los comunistas, cuyas ideas no dejan de derivar de concepciones utópicas) atacaron al concepto que ellos llamaron socialismo utópico, en el sentido de irrealizable por no atenerse a la realidad práctica. El único socialismo viable, en su concepto, era el que se realizaba científicamente, estudiando las relaciones del hombre con la Naturaleza a lo largo de los tiempos. No es aquí el lugar para explicar las teorías marxistas, que, por otra parte, el autor presupone son conocidas por el lector. Como el tiempo al final diera la máxima difusión a las ideas marxistas y a las anarquistas, y como estas últimas acabaran colapsándose en gran medida tras la citada Segunda Guerra Mundial (pese a su aparente nuevo resurgimiento en determinados movimientos, ya desde los 1960' incluso) la concepción de la utopía como lo ideal irrealizable para la vida humana es lo que parece comúnmente aceptado por la gran mayoría de las personas. El concepto utopía queda así desprestigiado. Ahora bien, ¿nace de ahí un concepto contrario, el de distopía? No exactamente de ahí. La distopía es todo lo contrario a una sociedad utópica, por ello también ha sido llamada anti-utopía. Si lo ideal es un mundo apacible y perfecto, lo anti-ideal es un mundo desapacible e imperfecto. Los marxistas no crearon concepciones distópicas al criticar a los socialismos utópicos de Fourier, Saint-Simon, Owen, Proudhon, etcétera (principales utópicos de sus épocas, pese a que existían otros desde el siglo XVI). Su crítica iba encaminada a crear una sociedad ideal desde lo que ellos concebían como lo práctico. (...) De este modo el fenómeno de las concepciones utópicas se extendió hasta transformarse algunas en ideales políticos sociales. Sea como sea, tampoco aquí parece haber un nacimiento de lo que serían concepciones o relatos de sociedades distópicas. La distopía, como relato equivalente a los relatos utópicos, nace en el siglo XX. Ya existían factores críticos con las utopías, como hemos visto, pero aún no existía una estructura relatada de la distopía. Al igual que la utopía puede rastrearse en cierto modo en relatos y conceptos religiosos o míticos, la distopía puede rastrearse en esas críticas e, incluso, en relatos catastrofistas. En la propia religión, sin ser distopía, el Infierno puede ser la distopía del Cielo, en casi todas las religiones hay equivalentes de estos términos. No obstante, el propio Diablo es, en diversas religiones, un ángel caído por intentar hacer cumplir los deseos de Dios de modo impropio, un dios hermano malo de otro dios que es el Bien, una esposa o un esposo del Bien, etcétera. En cierto modo está bien explicado en el concepto budista del ying y el yang, el bien y el mal forman una unidad necesaria para que haya equilibrio (algo que desarrollará la psicología de Freud a comienzos del siglo XX, aunque sin afirmar que exista el bien en sí y el mal en sí). La religión cristiana aún añade una distopía en el último de sus libros sagrados: la sociedad derivada en lo amoral, la guerra y la enfermedad es arrasada en el Apocalipsis, para al final crearse una nueva sociedad perfecta en una sola ciudad elegida de Dios. (...) Quizá la distopía actual más que arraigarse en las visiones catastrofistas de holocausto y destrucción de todo lo establecido (algo que, por otra parte abunda en muchas distopías posteriores a las dos bombas nucleares que pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial), se arraiga más a esas visiones religiosas del bien y el mal como una unidad que necesita equilibrio, o el desequilibrio haría ganar al mal. Efectivamente, la distopía propiamente dicha nace de las propias utopías. Quizá se comenzó a intuir un mundo distópico desde el último cuarto del siglo XIX. Sobre todo desde el surgimiento de las diferencias dentro de la I Internacional entre marxistas y anarquistas. El propio Bakunin ya anticipa en su libro Estatismo y anarquía que las propuestas socialistas de Karl Marx son falsas en cuanto que este pretende una dictadura personal en nombre del proletariado, pero que jamás podría cumplir con el proletariado pues, como toda dictadura, esta no podría dejar de ser personal. Las esperanzas de los trabajadores del mundo, se ahogarían entonces en falsedades. El Estado seguiría perviviendo en nombre del pueblo, pero de un modo germánico (lo que en Bakunin equivalía a decir autoritario, imperialista y militarista), en absoluto libre e ideal para los individuos, pues la dictadura de Marx pretendería una opresión y corte de libertades en nombre del bien de la masa social, aunque en realidad sería para mantener a unos nuevos privilegiados en el poder. La crítica estaba hecha, y, en cierto modo, la recogerían consciente o inconscientemente en el siglo XX personas como Ortega y Gasset, Karl Popper tras la Segunda Guerra Mundial, los existencialistas y nihilistas, así como algunos de los seguidores de Freud. "

Este fragmento corresponde a la investigación sobre distopía y Zamiatin en la Noticia 2ª  y en la Noticia 3ª, que fue originalmente un trabajo de los cursos doctorales de Historia que realicé guiado por el catedrático Alejandro Díaz. Un trabajo que posteriormente ha sido muy mencionado en esta bitácora a raíz de que otros investigadores, alguno catedrático, lo han consultado y alguno lo ha llegado a usar en una introducción que escribió en una de las reediciones de Nosotros, sin mencionarme ni mencionar el artículo, tal como esa misma persona reconoció por escrito tiempo después. Allí analizaba el género y muy concretamente también a su inventor, Zamiatin, y a su primera novela distópica, Nosotros, la cual versionó, copió (dígase lo que más se crea tras leerlas), George Orwell para escribir 1984, tal como él mismo reconoció en una entrevista, y también sirvió de inspiración a Aldous Huxley para Un mundo feliz, como también dijo en una entrevista este otro autor. Podemos decir que la distopía es una sociedad utópica que al quererse llevar a la práctica ha desvirtuado en una serie de factores la idea original hasta crear la situación de que un mundo ideal pasa a ser un mundo desapacible o nada ideal, un mundo contrario al mundo utópico. 

Claro está que otras personas, como el sociólogo Luis Abad considera que distopía es una utopía desvirtuada en valores negativos, pues para él lo estrictamente contrario a utopía sería una antiutopía. Ante esta idea que lanza Luis Abad hay un gran debate académico en el mundo de la Literatura y de la Filosofía, pues si bien para algunos distopía y antiutopía nos son términos análogos, es verdad que el razonamiento de Abad cada vez me parece que tiene algo más de razón, aunque sigo teniendo algún reparo, y es que es cierto que distopía y antiutopía podrían ser dos cosas diferentes, aunque su fin o su resultado social sea casi análogo. 

Quiero, antes de sguir, anotar una serie de apreciaciones temporales para poder entendernos. En Historia y en Literatura, tenemos diferentes modos de temporalidad narrativa:

Diacronia: un transcurrir del tiempo y de los sucesos de modo lineal y progresivo.
Anacronia: sucesos temporales de diferentes épocas mezclados en una misma época o momento.
Ucronía: Una linea de tiempo alternativa y ficticia o hipotética a raíz de un suceso diferente a como realmente ocurrió.
Sincronía: Diversos sucesos ocurridos a la vez en el tiempo.

La distopía nació de la ciencia ficción, de la utopía y de las ideas socialistas, dentro del mundo de la Literatura en el comienzo del siglo XX, si bien tiene preludios en el final del siglo XIX. A finales del siglo XX comenzó a usarse más allá de su género literario, se aplicaba ya en el mundo de los cómic desde los años 1970, pero a finales del siglo XX, quizá a causa del final de la Guerra Fría, hubo quien empezó a planteárselo en Filosofía, en politología, sociología y demás. Así que mucha gente comenzó a opinar sobre el término y aunque todos sabíamos más o menos lo que es distopía, no nos ponemos de acuerdo sobre qué se puede considerar distopía (salvo en el caso de los clásicos consagrados). Los anglosajones lo tenían bien definido, y quizá por eso su versión se dejo filtrar en la definición que se dio en Wikipedia por parte de ciudadanos comunes que citaban como fuente a la persona que usó mi trabajo para la introducción de su reedición de Nosotros sin citarme. Al menos fui citado en esa misma Wikipedia en la biografía de Zamiatin. Ahora mismo no voy a entrar en esa polémica, un tanto dolorosa para mí por injusta, ya intenté poner remedio en su momento y la comunidad Wiki me vetó alegando que no permitían la autocita, cosa que pongo en duda y que sospecho que hay miles de autocitas en esa especie de enciclopedia popular, no académica. La cosa es que la definición de distopía en Wikipedia no terminaba de convencerme del todo a mí mismo. No éramos pocos los que esperábamos que la Real Academia de la Lengua opinara, y como he dicho eso se ha producido al fin.

Así que ayer fui a la Libreria Diógenes para poder consultar esta entrada nueva del diccionario. Es una definición breve. El diccionario dice así:  "Distopía. Representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana". Nada aclara sobre su relación con el término antiutopía. Tampoco se cita su origen dentro de la Literatura (a pesar de que dice que es una representación ficticia), lo que me parece bien para que sea más ágil, ya que se ha comenzado a usar en otros ambientes. Ahora bien, la acotación a una sociedad futura creo que es un error, pues como bien escribía Jordi Costa el pasado día 4 de octubre en Babelia, desde hace unos pocos años se están escribiendo distopías en un tiempo ucrónico, no futuro. Por otro lado que la distopía se produzca por la alienación del hombre, o que produzca la alienación del hombre, podría ser discutible, pues ahí entraríamos a considerar qué se entiende por alienación en este caso. Si es toda una sociedad viviendo con unas normas sociales tal como ahora por ejemplo vivimos con las normas de la Constitución de 1978, ¿se puede considerar sociedad alienada por la Constitución de 1978? Quizá esta acepción del Diccionario necesita volver a ser trabajada y mejor definida en ediciones futuras. Creo que necesita de mayor reflexión y de más consultas tanto filosóficas como literarias antes de volver a dar por trabajado el término. Bien es cierto que el diccionario sólo pretende ser una guía para aclarar dudas en cuanto a palabras, no pretende ser un tratado enciclopédico, pero precisamente por eso, para los que usamos de la distopía, no creo que nos haya aclarado nada, si bien probablemente haya provocado que prosigan nuestras reticencias sobre la definición concreta que acote un campo amplio para el cual usamos el término. 

Para terminar este artículo, os mencionaré que yo mismo tengo una novela distópica que terminé de escribir en 2009, Adversidad y otras historias. Es cierto que algunos de los relatos que os he escrito por el blog tienen toques distópicos, pero esa es una novela, por cierto, aún en busca de editor. Saludos y que la cerveza os acompañe.

domingo, octubre 12, 2014

NOTICIA 1397ª DESDE EL BAR: HACIA EL EXILIO

"Al Comité Socialista Español, París.

Camarada Secretario:

He recibido una carta del camarada Gassier, secretario adjunto del Primer Distrito de París, en la que me hace saber que te ha dado personalmente una carta por mí escrita a ese comité. En dicha carta os hacía conocer las dificultades en las que me encontraba y continúo en ellas debido a mi desmovilización del ejército inglés, en el que estoy sirviendo de cuatro años con el grado de sargento. Ahora ya ha llegado el momento decisivo, porque estoy de cuatro días en un campo de pasaje inglés, esperando una decisión para mi desmovilización, que no sé todavía dónde me fijarán. El comandante del campo me ha dicho que estaré en el campo hasta que llegara el próximo barco, que va al África y al Medio Oriente...

Yo no comprendo, ¿qué es lo que van a hacer conmigo en África o en Palestina? Porque yo he terminado ya de tiempo mi servicio militar. Pero debido a que soy español y no habiendo sido aceptado por los gobiernos francés e italiano mi solicitud de permanencia en uno de los dos territorios, el ejército inglés debe desmovilizarme y lo hace donde le es para él más simple: África o Palestina. Pero yo no creo haber luchado en vano tantos años para verme, cuando todo está pasado, en un campo de concentración, y como al principio o peor. Porque ahora tengo a quien pensar a más de mí sólo: mi esposa y dos hijas aquí en Italia que no puedo dejarlas solas de frente a la vida.

(...) Si por ejemplo por medio de tu comité me hicieras una presentación al Partido Socialista Italiano como perseguido político podrían ayudarme a quedar aquí hasta que pudiera ir a París y estar en contacto con vosotros para con mis servicios contribuir a la victoria de nuestra causa en España. (...)"

(Carta de José [Molina?] al Comité Socialista Español de la Agrupación Socialista Española de exiliados en París, Aldine, 7 de septiembre de 1947. En Archivo Histórico de la Fundación Pablo Iglesias, fondo "PSOE. Agrupación Socialista de París (Francia) (1944-1990)".)


La carta de esta persona anónima para la Historia general, pero claramente identificado por sí mismo como individuo que contribuyó a cambiar el rumbo de la Historia, se conserva en el Archivo Obrero, que se encuentra en Alcalá de Henares, en el nº 7 de la calle Colegios. Su nombre era José y su apellido no nos ha llegado muy claro dada su particular firma, que bien parece poner Molina, como pudiera ser Molnid o Molnia o incluso Molvia. Era militante del Partido Socialista Obrero Español, como su padre, según contó en la misma carta. Durante la guerra civil española estuvo en Barcelona como carabinero. Llegó a participar de la defensa de la Telefónica y del Hotel Colón en los sucesos de Mayo de 1937, por lo que hemos de suponer que se posicionó muy claramente del lado de la Confederación Nacional del Trabajo y del Partido Obrero de Unificación Marxista frente a los comunistas en aquella pequeña guerra civil que hubo dentro de la guera civil. Al terminar la guerra civil española salió como refugiado a Francia, donde le esperó un campo de concentración, y acabó alistándose en el ejército inglés al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939. Combatió durante cuatro años, con el grado de sargento, y por lo que dice en la carta hemos de suponer que lo hizo en Italia, donde llegaría a tener una esposa y dos hijas, pero también hemos de suponer que algo debió hacer en Francia, pues la carta la dirigió al Grupo Socialista Español de París. La guerra mundial había terminado en 1945, pero él no había recibido su licenciamiento a la altura del verano de 1947, y cuando le llegó, como se puede leer, los ingleses deseaban mandarle a algún campo de refugiados en Oriente Próximo o en África. Francia e Italia no le aceptaban, y él pedía a aquel comité socialista de exiliados españoles en París que le ayudasen, que dieran referencias de él como opositor a Franco para que le pudieran dar cobijo como refugiado político en Italia. Era más bien algo difícil, porque en 1947 la Guerra Fría estaba bastante caliente y la Europa Occidental empezaba a distanciarse y a perseguir al comunismo, máxime si este venía de los exiliados expañoles que durante su guerra civil llegaron a hacer la revolución. Obviamente el PSOE no era comunista, aunque por entonces tenía ideales muy revolucionarios, es por ello que este José Molina destacaba su participación en los sucesos de mayo de 1937. Con tan sólo esta carta no sabemos si logró no separarse de su familia y si logró trasladarse a París, pero esta carta no era un caso único.

La Agrupación Socialista de París española se había fundado en 1909 de manera informal, y de manera totalmente formal en 1910 como Grupo Socialista Español de París. Y allí funcionó incluso durante la Primera Guerra Mundial. Participaban de los congresos del PSOE de modo habitual. En principio coordinaban a los españoles emigrantes en Francia en torno a París. Tenían incluso periódico propio. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939 fueron disueltos de manera oficial, y muchos miembros fueron capturados por los alemanes, otros tantos pasaron a los ejércitos aliados, si bien la realidad es que una buena parte de ellos mantuvieron el contacto y la existencia de manera clandestina para realizar actos de resistencia y de ayuda fraternal a quienes creían en la democracia. París fue liberado entre el 19 y el 25 de agosto de 1944. Afortunadamente, sobre todo desde este año, mucha gente sabe ya que fue una columna de españoles exiliados reclutados en el ejército francés a las órdenes de Leclerc quienes entraron los primeros en la capital francesa en aquella liberación, pero muy pocos saben que ya existían estos otros españoles exiliados en París. Se veían tan fuertes a sí mismos ante el avance aliado que ellos solos se habían vuelto a formalizar de forma provisional el 1 de agosto, cuando aún los alemanes pisaban las calles parísinas, como Boreau Provisional del PSOE de la Zona Norte de Francia. En esos momentos sus actividades como resistencia eran evidentes para preparar y facilitar la llegada de las tropas aliadas, cuando esta se produjo les fue muy fácil apenas tres o cuatro días despúes el poder reorganizar de nuevo el Comité Ejecutivo de la Agrupación Socialista de París,  formalizado a partir del 15 de septiembre. Sus actividades comenzaron entonces a centrarse en ayudar a todos los refugiados españoles que pudieron y especialmente trataron de reagrupar a todos los socialistas españoles de los que sabían que habían supervivido desde el lejano 1939 a aquel 1944. En este contexto, con escaso dinero y una máquina de escribir, ocupando los locales modestos que pudieron, realizaron una labor tremenda preguntando por toda Francia por españoles que sabían que habían estado en los campos de refugiados franceses del final de la guerra civil española, también de los que sabían que habían sido presos de los fascistas, de los que sabían que estaban combatiendo, e innumerables casuísticas más. Muy a menudo recibían peticiones de ayuda de otros españoles. Mujeres que buscaban a sus maridos, que en ocasiones al cabo de meses sabían que habían muerto el primero, el segundo o el tercer año de guerra; otras veces les escribían soldados españoles que se habían enrolado en los ejércitos aliados y que acabada la guerra corrían el peligro de ser devueltos a España, con lo que eso significaba, o llevados a territorios donde la vida era muy a menudo imposible, o volvían a nuevos campos de refugiados; los franceses, por ejemplo, con De Gaulle, hicieron leyes por las cuales sólo podían permanecer en Francia si tenían contratos de trabajo, por lo que tras luchar por y para ellos se corría el riesgo de una deportación miserable a España, este grupo trataba de contactar a unos españoles con franceses que habían sido de la resistencia y que ahora tenían pequeños negocios donde en gratitud a los españoles se prestaban a contratarles para que no fueran deportados; es conmovedor también los casos donde se dirigen a los campos de concentración nazis en busca de españoles, y las recomendaciones alimenticias a los que han sacado por ejemplo de Mathausen; había muchos casos de muchas cosas y vidas. Con los años esta agrupación tuvo dos publicaciones, contactos con otras organizaciones exiliadas, innumerables actividades de ayuda a los exiliados, de educación, de organización, participaron muy activamente de la evolución política del PSOE y de UGT exiliados, y llegaron incluso a chocar frontalmente con el Comité ejecutivo del PSOE en Toulouse. Los de París optaban por un posicionamiento más izquierdista a la altura de los decisivos años de 1970 donde el PSOE de Llopís iba a pasar a manos de un joven y no exiliado Felipe González. Pasó diversos apuros según las décadas, donde no les faltó ayuda del Partido Socialista Francés, por ejemplo en los años 1950 e incluso en los 1980. Aunque aportaron algunos nombres muy importantes para aquel PSOE ilusionante de las elecciones de 1982, sobre todo desde el mundo de la militancia femenina, la más destacada fue Carmen García Bloise. En el año 2003 Concepción Jaroslawsky, secretaria de organización de este grupo, mandó a Madrid la documentación de los archivos históricos para que se conservaran en el archivo histórico de la Fundación Pablo Iglesias. Y es ahí donde yo cobré una modesta importancia anónima.

En 2011 fui "contratado" como becario de colaboración en el archivo de la Fundación Pablo Iglesias. En realidad ejercí como un archivero más, incluso se podría decir que como alguien con cargo directivo sobre un fondo, pero no es para tanto, pues yo estaba al cargo de una directora, pero nos entendíamos bien y me dejaba trabajar libremente y respetaba mucho mis propuestas, hasta el punto que actualmente el fondo de archivo sobre el Grupo Socialista de París está organizado serialmente, descrito, foliado, signaturado e instalado por mí. Hay que tener en cuenta que cuando yo entré se me dijo: "ahí tienes unas cajas, está todo revuelto, tienes que organizarlo, ya tienes experiencia porque ya hemos visto que has trabajado en el AGA", y efectivamente así era y así fue. A mí me apasionó, hice todas las tareas de archivo a la vez, desde las más simples a las más complejas. Tenía un montón de cajas con los papeles de los expedientes simples y complejos mezclados y sin describir, sin saber qué era qué, y uno a uno hice todo un fondo de archivo yo solo.  Estuve, en concreto, a cargo de la organización, identificación, descripción, clasificación, expurgo y archivado del fondo de archivo del Grupo Socialista  Español de París (1944-1991), de la Tesorería del Comité Ejecutivo del PSOE en Toulouse (1972-1976), de la Federación Francia Norte-PSOE, de UGT-París exilio, y de Solidaridad Democrática Española. Además los Introduje en la base de datos PARES al menos los documentos del Grupo Socialista de París siempre usando la normativa ISAD-G y la Normativa de los Puntos de Acceso a la Información del Ministerio de Cultura de ese momento. Bien es cierto que ello no me valió para ser renovado ni contratado. La crisis económica recortó los fondos de Cultura en las fundaciones y eso provocó que de lo primero que se prescindiera en ella fuera de los becarios. Un año después, en 2012, supe, porque sigo investigando en ese archivo, entre otros, y porque desde entonces guardo amistad con la gente de alli, que esos recortes aún fueron peores y más cruentos, cosa que no para de sorprenderme a nível particular, pues no obstante este archivo es de una fundación de un partido que ha consagrado los últimos años a la preservación de la  memoria histórica, es por ello que me llama la atención, aunque no con sorpresa real, que no hagan esa consagrada dedicación empezando precisamente por dotar de fondos, medios y personal a su propio archivo histórico, que no está mal dotado pero tampoco del todo bien, desde luego no es lo que era ni tiene los medios deseables que, en otros archivos donde he trabajado, sí he observado que tienen incluso con recortes económicos igualmente. La persona que realmente está dedicando toda su vida de verdad por conservar el archivo es Aurelio Martín Nájera, que lo ha dirigido desde los años 1970 y cuya labor es innumerable e imprescindible por las muchas cosas que ha hecho, quizá la más llamativa la creación del Diccionario Biográfico. Mi pasión vocacional es la Historia y los archivos, y al ser este de esta temática y al haber dado aquel uso a mi trabajo y conocimientos, y toda aquella confianza, yo he aprendido mucho allí con el hacer diario de todo tipo de actividades, me gustaría trabajar en los archivos, que para eso me he formado y he tenido una trayectoria en ellos, y a este le tengo un especial cariño, y es por ello que si a mí me dejaran, habiendo pasado por seis archivos en tres años (en cinco, pues trabaje dos veces en uno de ellos) y habiendo conocido tantas realidades de archivo, podría ahora hacer una serie de cambios tremendos respetando lo que formalmente ya tienen que creo que podrían mejorar la conservación de esa memoria. Pero la realidad es que a fecha de hoy, siendo mi último archivo de trabajo el de la Filmoteca Española al cargo del archivo de Luis Buñuel, voy ya por un año y diez meses de paro, de desempleo, y todas estas ideas que creo que podrían ser muy útiles sólo son eso, ideas. Imaginar es gratis.

La cuestión es que el archivo de la Fundación Pablo Iglesias es, junto al archivo de la Fundación Largo Caballero y el de la Fundación Indalecio Prieto, el Archivo Obrero, en el ya citado nº 7 de la calle Colegios de Alcalá de Henares. Y desde este martes 14 de octubre y hasta el 19 de diciembre tendremos por las mañanas de días laborales una exposición gratuita sobre el exilio español, llamada precisamente: "Hacia el exilio". Como yo contribuí a hacer buena parte de esos fondos, me ilusiona, aunque obviamente mi trabajo es anónimo y no figurará mi nombre en ningún lugar. Pero os lo recomiendo, es muy interesante y ayuda a conocer un poco de esta parte de la Historia. Yo por ejemplo podría citar con cariño, porque me costó, un expediente sobre el entierro y el homenaje de un año después que la Agrupación Socialista de París le hizo a Largo Caballero entre 1946 y 1947, evento del que participaron casi todos los partidos y sindicatos exiliados. Por mis manos pasaron fotos, sobre todo de los años 1960, documentos económicos de la época, actas de asambleas, comités y reuniones, asuntos varios de su prensa, y otras muchas cosas, pero una de las series más abundante y más bonita, una de las más humanas, es la de todas esas cartas de personas que les escribían para pedirles ayuda o para, simplemente, contarles lo que les había pasado en los años de ausencia durante la guerra mundial. La Historia del exilio es mucho más compleja y con muchos más factores, pero es interesante conocer este aspecto del exilio de los socialdemócratas ya que nos montan esta exposición. No obstante la Segunda República no terminó hasta que en 1977 su último presidente la finiquitaba incluso en la ONU, que reconocía a este gobierno exiliado.

Y si no conoces este archivo, siempre hay una primera vez

miércoles, octubre 08, 2014

NOTICIA 1396ª DESDE EL BAR: EL MERCADO MEDIEVAL ANACRÓNICO MÁS GRANDE DE EUROPA

"Siempre lo montan así. Si esta gente [los comerciantes alcalaínos del centro de la ciudad] no lo celebra pierde muchos cientos de euros y por eso se resisten [a que se celebre de modo diferente]. Pero tienen mal el concepto de negocio en relación a la libertad de la ciudad."

Esta reflexión no pertenece a ninguna persona del mundo de la política ni de los ámbitos universitarios. Se la decía un obrero argentino, o uruguayo o paraguayo, a otros compañeros en la Plaza de Cervantes el pasado lunes, hace dos días, en las primeras horas de la tarde de anteayer, después de que el capataz se les acercara para decirles que esperaran a que les diera un toque para indicarles que la policía ya había cortado el tráfico de coches en la Plaza de Cervantes para que ellos pudieran comenzar el seguir montando el Mercado de Cervantes o Medieval de este año.  No puede haber reflexión mejor, mientras se colocaban arneses, cogían escaleras y preparaban la herramienta necesaria. Uno de ellos se preguntaba porqué la ciudad cortaba las calles tan pronto molestando a los vecinos, y otro, que parecía veterano montando casetas en la Plaza de Cervantes, le contestó esto más otras cosas muy jugosas. 

Efectivamente, hace años que el muy relativamente nuevo Mercado Cervantino, que es el mercado medieval más grande de Europa, dejó de tener su esencia para ser una excusa más para poner un mercadillo de puestos de venta, principalmente de chorizos y morcillas, que es el mismo que ponen a la mínima excusa, da igual que ahora lo hagan disfrazados. No tiene sentido. Por otro lado, dejó de ser Cervantino desde su primera o segunda edición, que a mí me encantó. Y pasó a ser directamente medieval, a pesar de que Cervantes vivió en el siglo XVI al XVII. Al menos así, llamándolo medieval, se intenta eliminar el anacronismo de la Edad Media con la Edad Moderna, aunque todos los años de parte de la Concejalía de Cultura se sigue dando pie a este anacronismo brutal en alguno de los actos o actores que contratan, como por ejemplo este año al mantener el nombre de Mercado Barroco en algunos sitios y a la vez programar torneos de justas, o bien programar... ¡música de pueblos celtas! Hace un par de años que se han dado por vencidos para que sea netamente medieval, pero claro, la Edad Media va del 456 a 1492, y como no fijan ningún momento concreto entre tantos siglos... hay otro tipo de anacronimos aún peores. Por otro lado, ¿qué tiene que ver la Edad Media con Cervantes? Nada, salvo los libros de caballería que leía don Quijote. Estos libros hacían referencia a la Plena Edad Media, pongamos que del siglo XI al XIII, y además una Edad Media fantástica, con seres mitológicos propios de la época, así que más valdría que nos enfocáramos a eso, porque sino no tiene sentido celebrar un mercado medieval en los días festivos del aniversario de Cervantes en este mes de octubre cada año. Es como si para celebrar a Unamuno celebrásemos en su honor un mercado romano. ¿Qué tienen que ver entre sí? Nada, pero queda bonito, ¿no? La única manera que tendría sentido sería esa, que fuera la Plena Edad Media fantástica de los libros de caballería, e incluir incluso personajes de ficción de ese mundo mencionados por Cervantes. De otro modo diferente lo mejor sería otra cosa, como trasladar este mercado a las ferias grandes de agosto, que sí tienen un origen medieval y que sería muy apropiado, incluso dedicárselas al también escritor arcipreste de Hita, que nació en Alcalá de Henares también, era de aquí y vivió entre los siglos XIII al XIV.

Como sea, la frase del obrero al que todos sus compañeros escuchaban, es muy acertada, porque es verdad, durante muchos días se montan una fiesta en suelo público cuyos principales beneficiados son las personas privadas mediante sus negocios privados, pasando por encima de los intereses de la ciudadanía toda al cortarle las calles y sus usos públicos que pueden ir desde el mero paseo a ir a un banco, una oficina, el ayuntamiento, el mercado, una tienda, un bar, a la Universidad, al médico o a donde sea. No se plantean un cambio de modelo de ocupación del espacio que permita una mejor convivencia, dado que ocupa tantos días seguidos. Por otro lado el obrero planteaba otro problema: el dinamismo de los negocios del centro de la ciudad depende de este tipo de celebraciones enormes que paralizan y secuestran la vida del resto de los ciudadanos, si ocurre una lluvia fuerte de varios días, u otra cuestión, adquieren una gran cantidad de deuda, eso sin hablar de las pérdidas que su triunfo genera en la gran mayoría del resto de comerciantes que no se presentan a estas ferias, o que una ciudad de 210.000 habitantes no vive realmente de estas ferias, sino que necesita industria y grandes empresas de servicios, pues de estas ferias sólo se benefician los de siempre, que suelen ser dueños de negocios unipersonales o unifamiliares ubicados en torno al barrio histórico. Al resto de ciudadanos igual nos da, que nos da igual, salvo que disfrutemos de la fiesta y sólo saquemos eso: el disfrute previo pago, porque esa es otra, los precios se disparan y las calidades suelen ser inferiores a cuando no hay eventos turísticos como estos. Hace años que es así, antes no. Hay mucho listo con nombre y apellidos.

Como sea, ya tenemos aquí otro mercado medieval más en su tamaño y tiempo de duración más grande de Europa. Pues nada, queda darse un paseo para verlo preferentemente antes del fin de semana, que viene tanta gente que no se puede caminar ni para ir a la casa de un amigo que viva en el centro. 

Y a mí que me da en la nariz que, dado la repetición continua de las mismas respuestas, la Concejalía de Cultura y la de Festejos, en unión al propio alcalde, es posible que haga tiempo que no tienen respuestas que dar a las necesidades de la ciudad o al replanteamiento de lo que ya hay y por eso se repiten.

Saludos y que la cerveza os acompañe.

domingo, octubre 05, 2014

NOTICIA 1395ª DESDE EL BAR: CONGRESO INTERNACIONAL "GUERRA Y RECEPCIÓN". ANIVERSARIO DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Como no podía ser menos la Universidad de Alcalá de Henares también quiere celebrar actos por el primer centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial que se cumple este año y del que tanto he hablado en esta bitácora, en Diagonal y en conferencias, y por el cual os escribí y dejé por aquí también una serie de relatos de literatura escritos por mí mismo y uno de ellos por Luis Abad. Ya por entonces comenté como Alcalá de Henares recibió en 1916 un tren de soldados alemanes que pararon en la ciudad a descansar, con rumbo a Alemania. Venían de Camerún, de la derrota que sufrieron alli, y nos dejaron dos o tres militares que se murieron por enferemedad y que fueron enterrados en el cementerio viejo, creo que hoy están trasladados a un cementerio de veteranos alemanes de las dos guerras mundiales, el cual está en Yuste. Ahora, en 2014, la Universidad de Alcalá de Henares se nos descuelga con un Congreso Internacional llamado "Guerra y Recepción" para recordar y repasar principalmente esta guerra, aunque en su programa también tocan otras guerras, como la guerra civil española e intuyo que la Segunda Guerra Mundial, por el planteamiento de algunos títulos de las conferencias programadas.   

No sólo va a haber conferencias, ni estas van a ser sólo de Historia, también las habrá de análisis de la literatura y de la música que se creó por causa de la Gran Guerra, de hecho esas son las conferencias que más abundan. Otros actos son conciertos de cámara y una exposición de entrada gratuita que se inaugurará mañana en el Colegio de San José de Caracciolos a partir de las 16:00 h. (4:00 pm). En principio todos los actos son gratuitos, aunque supongo que tendrán preferencia aquellas personas que han pagado la inscripción para asistir al congreso completo. No obstante es una oportunidad más, y bastante buena, para poder acercar a cualquier ciudadano más conocimiento sobre estos hechos, y su influjo en la literatura y la música. El congreso durará de mañana, lunes 6 de octubre, hasta el miércoles 8 de octubre. Habrá actos tanto por la mañana como por la tarde. La exposición durará algo más de tiempo para que dé tiempo a acercarse a disfrutarlo. El programa completo se puede consultar entrando al mismo a través de esta puerta a Extensión Universitaria.

Ha hecho posible este acto la Doctora Paloma Ortíz de Urbina, pero por supuesto también todos los miembros del Grupo de Investigación Estudios de Recepción y de Extensión Universitaria, sin cuyo trabajo de nombres propios no hay simposios, ni conciertos, ni exposiciones. 

Bueno, pues a ver si me puedo pasar yo mismo. Un saludo a todos y que la cerveza os acompañe.

miércoles, octubre 01, 2014

NOTICIA 1394ª DESDE EL BAR: OTOÑO

Es indudablemente octubre. Otoño. La lluvia. El fresco de la mañana. Las ferias del libro antiguo y de ocasión. Las bicicletas que van más allá del verano. Y los niños con sus botas de goma saltando sobre los charcos de agua donde crecen las lombrices. 

Ay, el tiempo, que va pasando. El reloj indudable. Y la juventud que se emplea dentro de su desempleo laboral. Pero la juventud labora, pese a que las miradas se nos pongan tristes como bombillitas rotas cuando tenemos que pensar que nos han robado la vida presente y la que está por venir. Porque aunque ahora estemos alegres, la falta de dinero es una realidad que atrae a la realidad de vivir como con permiso de la sociedad. 

Otoño, estación de hojas caídas.

sábado, septiembre 27, 2014

NOTICIA 1393ª DESDE EL BAR: EL ALMA DE DESCARTES

Descartes en una de sus meditaciones llegó a pensar y a escribir que el alma es lo que le da vida a nuestro cuerpo. El alma no es algo que se ajuste físicamente a cada uno de nuestros órganos, ni se mutila si mutilamos el cuerpo. Reflexionó toda una mecánica de cómo el alma anima al cuerpo. Es muy bonita su reflexión de cómo el alma, a modo de geniecillos, avivan por el torrente sanguíneo el corazón para que este sienta amor. Sin embargo, en aquel siglo XVII él era uno de los pocos que no creían y que sostenían que los sentimientos y las pasiones no venían del corazón, sino del cerebro. Es el corazón para Descartes una parte más de la maquinaria del cuerpo que es movida por el alma. Y cuando el cuerpo muere, pensó Descartes, el alma no podría sobrevivir sin el cuerpo. Así pues, Descartes en aquel siglo de Contrarreforma religiosa y de una guerra de religión que duró treinta años entre diferentes episodios a cada cual más violento e intolerante, había llegado a plantear desde la filosofía el mecanicismo biológico de los cuerpos vivos y una hipotética única vida, la terrenal. Pero René Descartes, amigo de Galileo Galilei, había conocido la condena de la obra del astrónomo y los juicios que casi le llevaron a la hoguera. El pensador tenía un pánico grande al sufrimiento. Es por ello que decidió mencionar en todas sus meditaciones razonamientos que probaran la existencia necesaria de Dios, a pesar de que dentro de lo impecable de cada uno de sus razonamientos, aquellos, en pleno siglo XXI, bien lejos del siglo XVII, tienen unas bases más discutibles.

Una vez Descartes elaboró toda su teoría de las coordenadas cartesianas, tan útiles para el dibujo y para la programación informática actual, durante una convalecencia por enfermedad. No podía levantarse de la cama y sólo le distraía una ventana por la que se coló una mosca. Observó su vuelo y comenzó a pensar como podría saber por donde volaba la mosca. Así comenzó a idear aquellos cálculos matemáticos. Su muerte no fue menos curiosa, la reina Cristina de Suecia le llamó a su Corte para que le diera lecciones. Murió de una pulmonía. 

No hay nada en el mundo que no sea importante. Todo pequeño pensamiento es una gran reflexión. A veces quien escucha también debe escuchar lo que la sintaxis no introduce en sus palabras.